ETAPA 2: LUXOR ALATUL!

Posted in Sin categoría on 29 noviembre 2014 by German el Gran Iconoclasta, Grand Overlander y Big Muzungu!!

Luxor. Alatul! (Del árabe adelante todo recto, no al ataquerrr como creíais)

Y llegó la hora de poner los motores a rodar, rumbo sur, destino corazón de Africa. Para ello y en previsión de infinitas incomodidades que depararán los meses venideros y también en atención a mi habibi opté por el tren nocturno y el mejor de sus vagones. Caro, pero seguro y confortable. Compartimento de primera clase (cabina de dos camas, cena y desayuno incluido) precio en estación tren Ramses 100 usd para no nacionales egipcios. Que siii, que me aburgueso, pero es que si no no incentivo a la habibi. En realidad, hoy me enteré que en las estaciones a los extranjeros solo les venden billetes en esta clase para los teenes nocturnos.

En los andenes solo egipcios, ni un occidental, ni mochilero. Parece que todos se decantan por el avión para este trayecto. El revisor de una amabilidad infinita, la cena aceptable aunque lo de siempre, humus de garbanzos, patatas fritas, yogurt y pollo.

Llegamos a Luxor temprano, a las 6. La ciudad no se ha activado aún, además es viernes así que va a estar todo muuuuy tranquilo. Nuestro hotel se encuentra en el west bank, lo que significa que tenemos que cruzar el rio; mas adelante os explicaré como funciona Luxor.

Caminamos los 500 metros que separan la estación del rio y vemos que el templo de Luxor está desierto. Esta es la nuestra; le dejamos las mochilas al tipo de la taquilla (todo un clásico que muchos habréis hecho mas de una vez). La luz es perfecta para fotografía.

Luxor fue la capital del alto Egipto que aunque es mas alto en los mapas sale debajo del bajo Egipto (Menfis, Gizeh, Saqqara) ya que está al sur. Y floreció de manera espectacular durante el imperio nuevo, hace entre 3.300 y 2.900 años, 700 años después de las pirámides para que os hagáis una idea de la dilatada historia del país. Pero es que la cosa se prolongaría hasta los tiempos Ptolemaicos bajo la influencia romana. Unos 2.500 añitos de nada en total. Esperanza (Aguirre), hay que salir un poquito mas de Madrid para no soltar burradas como las de que la (supuesta) “nación española” es la mas antigua del mundo. Se empieza con perlas así, y se termina hablando de “pueblos elegidos”.

El imperio nuevo egipcio equivaldría a la época dorada del cine para los mitómanos (de los 40 a los primeros 60). Son los tiempos del glamour y los nombres mas míticos de la egiptología. Las grandes estrellas como Ramses II, Seti I, Tutankhamon, Tutmosis III, Amenofis I, Ramses III, Nefertari, Hatsetsup; y sus grandes templos funerarios y tumbas decoradas. Y por supuesto también del glamour y los nombres legendarios de los redescubridores del viejo Egipto con Howard Carter y su patrocinador Lord Carnavon a la cabeza. Tendrían que pasar unos cuantos centenares de años hasta el (esto ya se parece mas al Hola mas que al Ultimo Bazar) ultraglamuroso e intrincado romance de Cleopatra y Marco Antonio. Pero como en este viaje no he pasado por Alejandría, os emplazo a que veáis la serie Roma.

Estábamos en Luxor, el Imperio Nuevo y los glamurosos faraones. Akhenaton y Nefertiti (no confundir con Nefertari) marcan el fin del imperio medio con su efímera tentativa monoteista y su efímero traslado de la capital del imperio a el Amarna. Los sacerdotes del jovencísimo y manipulable Tutankhamon pusieron las cosas en su sitio otra vez (en Luxor y restituyendo el culto a todos los dioses).

En aquella época (como ahora pero de otra manera), el rio dividía la ciudad en dos. En el este, la ciudad de los vivos se desperdigaba alrededor del mayor templo jamas construido en extensión (mayor aun que Angkor Wat); el descomunal complejo de Karnak. Desde allí salía una avenida de esfinges de tres kilómetros al encuentro del templo de Luxor. En estos templos los vivos rendían culto a los dioses. El otro lado del rio; el west bank (lado oeste) era el espacio reservado a los muertos en su transición a la otra vida. La lógica de esta distribución naturalmente la marca el recorrido del sol. Su renacer por el este y su ocaso por el oeste.

La geografía ayudó. En el oeste se encuentra la extensiva montaña tebana que en diversos valles facilitó ocultar las tumbas y sus tesoros. A diferencia del imperio antiguo, ahora la tumba debía quedar totalmente oculta, alejada de ladrones y saqueadores. El recuerdo visible, el hito ahora ya no venía determinado la tumba, sino por el templo funerario. En el margen oeste de Luxor se conservan 4 en muy buen estado o parcialmente reconstruidos. De norte a sur: Seti I, Deir Bahari (templo funerario de Hatsetsup), Rameseum (Ramses II) y Medinet Habu (Ramses III). Si solo puedes visitar uno, ves sin dudarlo a Medinet Habu (el templo funerario de Ramses III). Su estado de conservación es impecable y sus relieves aun conservan parte de la coloración original. Además (incomprensiblemente) es sistemáticamente ignorado por los programas de muchos grupos organizados. Tras los templos funerarios encontramos Deir Medina y los restos de la ciudad de los artesanos. Trabajadores que vivian decorando el interior de las tumbas. Y finalmente los valles de las tumbas. Reyes, reinas y nobles.

Hoy en día los vivos han recuperado el margen occidental del rio en el que se han establecido una serie de alojamientos pensados para el viajero alternativo que escapa del package tour y los grandes hoteles. El ambiente laid back (relajado) de los restaurantes con sus rooftops (azoteas), y pequeñas o medianas guest houses es perfecto, y la situación como centro de operaciones en este margen también. Hay mucho mas a ver en este lado que en el lado oriental.

Donde dormir: Alhambra hotel. Impecable, nuevo a estenar. Las habitaciones aun huelen a madera de taller y obra nueva. El propietario se ha gastado una pasta para que los turistas no vengan. Precio 18 euros hab doble con desayuno y baño. Solo por eso, ya tenéis que ir.

Como visitar el west bank de Luxor: Lo ideal es dedicarle dos días, pero si solo tienes uno, don’ t panic, relax. Debes considerar varios condicionantes: casi todos los tour operadores y grandes grupos visitan Deir Bahari y Valle de los reyes. Rameseum y Medinet Habu por este orden son las otras visitas mas frecuentadas. El resto no existe para ellos. Lo ideal es comenzar por Deir Bahari (Hatsetsup) antes de que lleguen los grupos y para fotografía; después continuar hacia valle de los reyes por un camino que sale de la derecha del citado templo y remonta la montaña hasta el valle de los reyes. Allí hay 9 tumbas abiertas de las que debes escoger 3 (la entrada da derecho a tres tumbas). La mas espectacular de todas (Seti I) lleva años cerrada al público y no hay fecha de reapertura. Si quieres verlas todas has de preparar 400 egp y sacar 3 entradas, mas la de Tutankhamon que ella sola cuesta como las entradas normales. El valle de las reinas te lo puedes saltar ya que la de Nefertari (la tumba mas impresionante de todo el país) también lleva años cerrada. Las demás no son destacables. Llegado este punto tienes dos opciones. O te vas caminando a Deir Medina y la ciudad de los artesanos para terminar en el Rameseum o el valle de los nobles (ojo si planeas hacerlo en los meses de calor, lleva mucha agua, sombrero, azucar, sal, y crema solar) o bien buscas locomoción que te lleve a Medinet Habu. Acaba tu día dn el Rameseum (donde estarás solo). Alternativamente visita el templo de Seti I al que tampoco va nadie.

Anuncios

ETAPA 1 EL CAIRO

Posted in Sin categoría on 29 noviembre 2014 by German el Gran Iconoclasta, Grand Overlander y Big Muzungu!!

La ruta overland hacia el corazón de Africa debería haber comenzado en la ciudad portuaria de Roseta (o Raschid, como se llama aquí), donde el Nilo va a encontrarse con el Mediterraneo en uno de sus múltiples ramales que se dispersan por el delta.

Pero como Roseta tampoco tiene mucho que ver mas que tres o cuatro fachadas de casas del periodo otomano decidí dar ese día al Cairo que tiene mas consistencia.

Así que comencé el viaje donde me dejó mi avión, en la descomunal ciudad del Cairo.

Una ciudad que conozco bien y que me encanta, pero que en esta ocasión ha servido mas como un lugar de gestiones y papaleos como la tramitación del visado de Etiopía o la compra de los billetes de tren.

Una ciudad que marcó también el final de mi viaje de la Ruta de la Seda en el 2008 y que de alguna manera conecta ambos viajes.

En estos diez primeros días conté con la compañía de la habibi (quetida), así que naturalmente fuimos a ver lo que todo el mundo viene a ver (joder! me estoy volviendo Cospedal por momentos con esta horrorosa narrativa, a ver si unas lineas mas abajo me inspiro un poco mas).

Bueno, pues eso, tras el primer día perdido de papeleos fuimos a las pirámides; al-haram como le dicen ellos (no le digáis piramids a un taxista, no os entenderá).

La única de las 7 maravillas de la antiguedad que aun goza de buena salud (y además la mas vieja de ellas), el conjunto funerario de tres grandes faraones del imperio antiguo y sus mujeres y descendientes. Decir imperio antiguo es decir 4.000 años de antigüedad y casi mil años anterior a todo lo que se encuentra mas al sur a partir de El Amarna.

A diferencia de el imperio nuevo donde la tumba se trataba de ocultar para preservar los tesoros del alcance de los saqueadores y lo visible era el templo funerario donde se realizaban todas las ceremonias de momificación y transición a la nueva vida; en el imperio antiguo la pieza que toma protagonismo es la tumba en si, quedando el templo funerario muy relegado a segundo plano.

Y la tumba en este caso queda enterrada bajo una pirámide que en el mayor de los casos rozó los 150 metros de altura. Discreción la justa.

La megalomanía faraónica llevaba a destinar ingentes cantidades de dinero y recursos estatales para tales empresas, sin embargo parece ser que ni con esas el estado quebraba. Aunque tras Keops y Kefren, parece que Mikerinos aflojó un poco y estimó que no era necesario tanto, a juzgar por las dimensiones sensiblemente menores de su pirámide.

Las hay mas antiguas y no tan altas como la de Saqqara o las de Dahsur a unos kilómetros al sur del cairo (ved Ultimo Bazar 2008) https://ultimobazar.wordpress.com/2009/12/25/el-cairo-piramides-muchas/

La histeria (apocalíptica) post primaveral árabe (y supongo que las acciones del Isis en Síria e Irak) han hecho polvo la industria turística egipcia. Eso lo ves nada mas llegar a la taquilla. En efecto, no hay cola, no hay nadie.

Una vez retiras tu entrada y pasas el control de seguridad continúas constatando esa realidad con la legión de falsos guías, camelleros, caballeros (horse riders) y demás buscavidas que antes se disolvían entre la maraña de visitantes y que ahora te has de comer uno tras otro ya que si antes la proporción era uno a uno, ahora es 300 camelleros a 1 turista.

La cosa tiene su lado bueno naturalmente, y es que el centenar de visitantes (la mayoría egipcios) disueltos por la esplanada hace que puedas experimentar la esfinge sin agobios y las pirámides casi en soledad. Sobretodo a la que te alejas unos metros de las dos mas grandes.

Y ya no os cuento si avanzáis unos 400 metros en dirección suroeste desde la pirámide de Mikerinos hasta un pequeño montículo donde se divisa el conjunto en un alineamiento magnífico que permite apreciar la idéntica inclinación de las caras de las 9 pirámides.

Allí ya nadie vendrá a daros la tabarra.

Curiosamente los horse y camel riders suelen escoger otros viewpoints mucho mas mediocres, además de que no deja de ser bastante ridículo subirse a un camello o un caballo para avanzar medio kilómetro.

Si no os levantáis muy temprano y os gusta entreteneros por el conjunto de ruinas, mastabas (pequeños monumentos funerarios trapezoidales predecesores de las pirámides), cimientos y templos funerarios; se os iran facilmente 3 horas por el lugar y teniendo en cuenta que todo cierra a las 5 de la tarde, habréis consumido el día.

Madrugando y con un transporte privado se pueden visitar también las pirámides Saqqara o Dahsur en el mismo día.

Nos quedaba un segundo día y el museo egipcio era un obligado para Carol, así que invertimos la mañana en un breve paseo por un pequeño sector del Cairo Islámico

(Vease también capítulo islámic cairo Ultimo Bazar 2008. https://ultimobazar.wordpress.com/2009/12/25/el-cairo-piramides-muchas/ ), repartido por la ciudadela de Saladino, la mezquita otomana y el complejo del Sultan Hassan.

Niños, no intentéis ver el Cairo islámico en medio día. Con sus mas de 800 lugares catalogados de los periodos fatimida, sasanida, mameluco, otomano la ciudad vieja del Cairo (no debe confundirse con Old Cairo, la zona de las iglesias coptas) es un impresionante laberinto de bazares, palacios, mezquitas, madrasas, minaretes que se extiende a lo largo de 12 kilómetros paralelamente a la descomunal ciudad de los muertos (un cementerio que tiene una extensión mayor al Eixample, repleto de tumbas y mezquitas de gran valor artístico)

Tras la visita al decadente pero a la vez espectacular museo egipcio nos fuimos a khan el khalili para tomar un te y a la estación de Ramses II para salir en un tren nocturno hacia Luxor.

La situación en el Cairo y Midan Tahir.

La situación en el Cairo en estos momentos es de absoluta normalidad, salvo por la anormal ausencia de turistas en zonas otrora atestadas como Khan el Khalili, las pirámides o los alrededores del Museo Egipcio.

En la plaza Tahir donde tuvieron lugar las protestas y la posterior represión de la primavera árabe hay un gran dispositivo militar/policial que incluye tanquetas y alambradas que pueden causar cierta intimidación a la hora de visitar el museo. El dispositivo tiene la finalidad de impedir nuevas concentraciones en la plaza. El visitante puede moverse con total normalidad sin dar explicaciones a nadie.

Tramitación visado Etiopía: Hay que dirigirse al barrio de Doqqu en Giza. El consulado cambió su ubicación respecto de la marcada en la Lonely Planet 2008. Ahora se encuentra en sharia ibn el Ghazali que es una calle menor. Deberéis preguntar por sharia el Mossadaq que es el eje principal que la corta. Horario de admisión de documentos de 9 a 13. Yo llegué a las 3 y media y pude dejar el pasaporte y la solicitud. Solo realizan visados para llegadas overland (por tierra). Si tenéis previsto llegar en avión os emplazarán a hacerla on arrival en el aeropuerto.

Coste para spanish passport holders, 30 usd (no aceptan euro ni egiptian pounds) para 3 meses y una entrada. 20 usd para un mes de duración. Alerta, la duración comienza a contar desde la fecha de emisión de visado, no de la fecha de entrada.

Se deja la documentación y el visado se puede recoger al día siguiente.

Tramitación visado Sudán: Recomiendo encarecidamente hacerlo en Asuán. Cuesta la mitad (50 usd), y no has de presentar carta de recomendación de tu embajada.

Fotos a la llegada, que es un suplicio subirlas con una tablet.

LLEGO EL MOMENTO DE PONERNOS SERIOS

Posted in Sin categoría on 29 noviembre 2014 by German el Gran Iconoclasta, Grand Overlander y Big Muzungu!!

Lo del viajecillo por el norte de la India y Nepal con la tentativa sobre el campo base del Everest fue un pequeño aperitivillo, un ligero tentempié viajero para empezar a cojer rodaje.

Fue todo tan poco trascendente que ni me tomé la molestia de narrarlo en el blog.

(A todo esto, algún día completaré las entradas de Iran, Sri Lanka, etc….algún día…ahora hay que mirar ALATUL…ADELANTE)

Pero es a partir de ahora es cuando las cosas se van a empezar a poner interesantes.

Rememorando a las grandes expediciones geográficas del XIX durante los próximos tres meses y medio me dispongo a vincularme al rio que mas romanticismo ha evocado desde el comienzo de la historia: El Nilo.

Desde el Cairo remontaré el rio en sus dos ramales, el Nilo Azul y el Nilo Blanco hasta sus dos fuentes principales. El lago Tana en Etiopía y el lago Victoria y los Montes Ruwenzoris en Uganda.

Con este viaje pretendo rendir mi pequeño homenaje a todos aquellos ilustres europeos que vincularon gran parte de sus vidas a este rio. Desde los egiptólogos que le entraron por el norte, a los geógrafos y exploradores que lo hicieron por el sur.

Ptolomeo, Livingstone, Burton, Speake, Stanley, Champolion, Bonaparte, Carter y Carnavon…

Porque no hay otro rio en el mundo capaz de transmitir tanta historia y tanta leyenda como este.

El Nilo con sus 6.756 kilómetros ha sido considerado el rio mas largo del mundo hasta el 2007 cuando se redefinió el origen del Amazonas en una nueva fuente en Perú.

El origen de sus fuentes fue todo un misterio lleno de controversias y polémicas geográficas que se inciaron ya en tiempos de Ptolomeo, que tuvieron una gran ebullición en la época colonial británica y las grandes exploraciones. Un misterio no resuelto hasta hace bien poco.

En la época del google maps y los satélites, finalmente parece ser que se ha convenido como la fuente mas alejada del Mediterraneo un manatial que brota de unos montes en Ruanda.

Aunque la principal reserva de aguas hay que buscarla en las nieves perpétuas de las míticas montañas de la luna, los montes Ruwenzoris en la frontera de Uganda con la República democrática del Congo.

El rio donde se inventó la historia, donde floreció la primera gran civilización, el rio que trae la vida a medio continente y que une los grandes lagos del Rift africano donde está la cuna de la humanidad con el Mar Mediterraneo.

Es posible que aun no haya oido hablar del Gran Iconoclasta, ni de sus viajes. Tome asiento and keep calm follow ultimo bazar. Ya se perdió una ruta de la seda, pero llega a punto de embarcarse en este paseo ribereño a través de Egipto, Sudán, Etiopía, Kenya, Tanzania y Uganda. Mejor tarde que nunca.

Estreno inminente en el ULTIMO BAZAR.

LA MITAD DEL MUNDO (ISFAHAN)

Posted in Sin categoría on 3 diciembre 2013 by German el Gran Iconoclasta, Grand Overlander y Big Muzungu!!

Pocas ciudades no solo en la legendaria ruta de la seda, sino en el universo de los viajeros auténticos como tu y yo, (para los turistillas ya están Paris, Nueva York o Londres), concentran tanta magia y sonoridad en su nombre como Isfahán, tal vez Samarkanda, Constantinopla, Alejandría, Bagdad, Damasco o Zanzibar. Es tal la capacidad de evocar de estas que se podrían dar la mano con otras ciudades míticas o extinguidas como Xanadu, Shangri La, Avalón, Troya, o Tenochtitlán.

En cualquier caso, ninguna de todas ellas puede presumir del título de “la mitad del mundo”, como si puede hacerlo Isfahán. Y de eso te das cuenta en seguida. La ratificación de que ese grandilocuente título no es excesivo se produce cuando entras por primera vez en la deslumbrante plaza del Imán, sobretodo si tienes la precisa fortuna de hacerlo llegando desde el laberíntico bazar de callejas comprimidas de sus aledaños, y en esos diez minutos de luz mágica (los fotógrafos saben de que hablo) que suceden al ocaso, cuando las luces se encienden y el cielo aun azulado no ha caido al negro de la noche. Entonces los mas de 300 arcos apuntados de la plaza resplandecen como el oro, y las enormes cúpulas de las Mezquitas del Iman y Lofotah revestidas de azulejos azules parecen ser astros celestes que emergen por encima de las arcadas. Te sitúas en cualquier punto de la enorme plaza, giras sobre ti mismo 360 grados, inspiras, sueltas el uah!! de rigor, avanzas unos metros alzas la vista y repites ese giro sobre ti mismo por segunda vez, entonces sentencias: “si hay una ciudad que pueda considerarse la mitad del mundo, debe de ser esta y no otra”.

Pero no todo es la arquitectura de la plaza, una vez ha caido la noche y el termometro baja unos grados, los habitantes de Isfahan toman hasta el último de sus rincones en un ritual que se repite a diario, haciendola rebosar de vitalidad. Las familias se organizan sus picnics, los amigos se reunen para charlar, los niños para andar en bicicleta. Si te paseas en soledad por ahí, no tardarás en ser atrapado por una de esas familias que insistirá en que te unas a ellos. Alguna de las hijas que habla algo de inglés pasará a ser tu interlocutora. Cenar en esa plaza a la fresca, enmarcado por esa deslumbrante maravilla acompañando a una familia iraní, es una experiencia que debe realizarse. Un highlight must do del país.

A la mañana siguiente regresé temprano a la plaza del iman para visitar los 3 edificios monumentales que presiden tres de sus lados. Pasaba ya un buen rato de las 9 de la mañana, los edificios seguían cerrados, y había muy poca actividad en las tiendas de artículos turísticos vecinas. Raro, raro, porque tampoco era viernes. Pasó una pareja de italianos con un guía y les pregunté. Había dado de pleno con el aniversario de la muerte del sexto iman, festividad nacional, y naturalmente estaba todo cerrado.

Unos tipos vestidos con camisas negras y mujeres con chador negro riguroso se concentraban en una esquina de la plaza, comenzaban a desfilar portando pancartas escritas en farsi, imágenes de los dos lideres supremos de la revolución, Khomeini y Khamenei, y unos cartelitos en los que se podía leer unas bastante modosas consignas: “down with Israel”, “down with USA” (abajo con Israel, abajo con USA). Hasta para desearle el mal a los enemigos declarados son educados y comedidos. La marcha que partía de la plaza alternaba canticos con silencio, puso rumbo a la madrasa Ye Chahar Bargh. El italiano acribillaba a los participantes a fotos, yo mas prudente lo miraba todo desde la distancia. Algunos turistas curiosos que pasaban por ahí se sumaron a la marcha. Ahora que en Su Capitalísima del centro del reino tanto se habla de mayorías silenciosas (va por ti virgen santa Sorayita del gran poder), la marcha apenas reunía unos 500-1000 manifestantes. El resto de iranís pasaban su jornada festiva en su casa o en los parques. Eso es una mayoría silenciosa queridísima vicepresidenta.

La contrapartida al cierre de todos los monumentos es que la madrasa, uno de los edificios históricos mas bonitos de Isfahan que se encuentra normalmente cerrada a visitantes abría esa jornada sus puertas a todo el mundo, también a los extranjeros y no musulmanes. Así que si bien el resto de atracciones estaban cerradas, tuve la ocasión de visitar un edificio de acceso muy complicado y que muy pocos extranjeros han podido visitar. Por la tarde me fui a ver lo único que no se cierra en Isfahan, sus magníficos puentes safavidas sobre un rio que desafortunadamente en esta época del año se encuentra seco. Por delante tenía dos días mas para completar la visita a la ciudad de una manera algo mas comprimida.

El segundo día ya si, me pude recrear con la parte mas monumental, el refinamiento de la sala de música del palacio Ali Qapu, la grandiosidad de la mezquita del Iman, la igualmente preciosa mezquita Lofotah., y los cercanos jardines del palacio Chehen Soltun.

La mezquita del viernes, o mashed e jamme como la llaman ellos, en el extremo norte del bazar, tal vez no supera en finura a la mezquita del iman en la gran plaza; pero es mucho mas contundente. 2 de sus 4 iwanes muestran unas muqarnas descomunales que parecen desafiar a la gravedad y que se sostienen con un ingenioso sistema estructural. Es la mezquita mas antigua de Isfahan y el resultado que vemos hoy en día se corresponde a una serie de ampliaciones y evoluciones a lo largo de mas de 700 años.

No hay que marcharse de Isfahan sin dedicar una tarde al barrio armenio de nueva Jolfa, al sur del rio. Allí el sultán dio asilo a la comunidad armenia que escapaba de las persecuciones otomanas. Pudieron edificar sus iglesias, entre ellos la catedral de Vank que combina formas mas propias de las mezquitas como su cúpula apuntada, con elementos mas cristianos como el campanario. El interior de la iglesia es un enorme cómic con decenas de viñetas al fresco que reproducen escenas bíblicas. El barrio armenio es algo mas liberal y desenfadado que el resto de la ciudad. Cafés, restaurantes italianos, y lugar de encuentro de los jóvenes isfahanitas de clases medias y acomodadas.

En las afueras hay un curioso y pequeño mausoleo muy apreciado por los locales, conocido como el de los “minaretes oscilantes o shaking minarets”. En un extraño fenómeno, en determinados días, los minaretes empiezan a “bailar”, sin venirse abajo. No hay respuesta científica a tal misterio, ni tampoco un video mio (ya que en mi visita se estuvieron muy quietecitos). Pero en youtube encontraréis videos. Tal vez una coincidencia entre altura de los minaretes, con separación al suelo, con la longitud de onda de alguna vibración del suelo o de la ráfagas de viento, provoquen una entrada en resonancia, o tal vez sea la voluntad de Alah. Algo mas lejos en la misma carretera hay un pequeño Ateshkadeh o templo del fuego zoroástrico al que vale la pena subir básicamente por las vistas y como un pequeño adelanto a lo que mas adelante encontraremos en Yadz. Si vais justos de tiempo, porque las conversaciones con los jovenes de Isfahan os han consumido muchas horas, estas dos cosas os las podéis saltar.

Una constante tras entablar conversación con los jovenes locales después de hablar de las virtudes del Barça y las penas del Madrid (en todo Irán los culés barren por goleada a los blancos, y la liga a la Premier), es hablar de tu itinerario por el país. La pregunta casi constante es un, “pero no piensas ir a Kish?….oh, pero si no has estado, debes ir a la isla de Kish, es lo mas bonito de Irán”. Tras investigar un poco averigué que cualquier parecido entre esta isla y las Seychelles o Maldivas iba a ser una pura ficción, casi como esperar encontrar un Pachá Teherán con stripers y go-gos. Kish resulta ser una especie de puerto franco, un islote muy cerca de la costa en el Golfo Pérsico lleno de hoteles y centros comerciales en el que hay un grado de mayor libertad, donde los hombres pueden pasear en bermudas e incluso las mujeres quitarse el hicab eventualmente o bañarse con los hombres. Uno de los pocos lugares de Irán o tal vez el único que puede visitarse sin necesidad de visado. Ese elevado grado de tolerancia y relajación respecto a las normativas revolucionarias, ha hecho que muchos jóvenes vean en ese pedacito de tierra el pequeño paraiso dentro de su propio país.

LECCIONES DE BUENA ARQUITECTURA EN KASHAN

Posted in Sin categoría on 2 octubre 2013 by German el Gran Iconoclasta, Grand Overlander y Big Muzungu!!

DSCF9148Kashan es una agradable y pequeña ciudad a las puertas del desierto Dush e Kibir, en la que los comerciantes prosperaron a finales del siglo XVIII, e iniciaron una florentina competencia por ver quien se construía la villa mas suntuosa. Resultado de esa competencia hoy la ciudad cuenta con mas de medio centenar de espectaculares casas, 4 de ellas (las mejores) muy bien restauradas abiertas al público y otras tantas reconvertidas en hotel boutique. Todas las villas reproducen similar tipología. 3 plantas, la primera de ellas bajo rasante pero totalmente abierta hacia los patios interiores se beneficia de la inercia térmica que le confiere el terreno. Una pieza central entre dos patios generalmente a doble altura que es la sala principal y se beneficia de la ventilación cruzada, y unas torres de ventilación en las esquinas que facilitan la circulación del aire refrescando el ambiente. Un modelo a estudiar, y un magnifico ejemplo de acondicionamiento ambiental natural aplicado a la arquitectura doméstica. Suntuosas decoraciones con estucos, muqarnas, incrustaciones de espejos completan los acabados.

DSCF9051

Kashan es una ciudad de estas pura marca “ruta de la seda”, con alojamientos deliciosos para todos los bolsillos. Desde Hoteles boutique a encantadoras guest houses como la Noghli House, una institución para mochileros al estilo Bahodir de Samarkanda. Allí en el patio de una antigua villa rehabilitada, puedes pasarte las noches a la fresca estirado en un taht (tap chak en Asia Central), plataforma de madera cubierta con alfombra y cojines donde tomar el té estirado.

DSCF8891

No hay que irse de Kashan sin pasar por sus jardines persas en las afueras. Los Fin Gardens. Construidos sobre un manantial natural donde brota el agua en abundancia, con unos cuidados pabellones y canalizando el agua con trazados geométricos son una refrescante alternativa donde pasar las horas de mas calor. Los árboles frutales completaban la recreación del paraiso. Y es que la propia palabra paraiso, proviene del persa: para dize (jardín enclaustrado). Los jardines persas sirvieron de modelo a otros jardines que se distribuyeron a lo largo del mundo islámico como los del Jeneralife en Granada, o los de Shalimar en Lahore. Los rasgos comunes han hecho que la Unesco protegiera 9 de ellos (todos en suelo iraní) en su selecta lista bajo un único título. Personalmente, de los 5 que pude visitar, este fue el que mas me gustó.

DSCF9194

Para los entusiastas de la arqueología, a unos 4 km de los jardines, se puede visitar el sitio de Tapeh yeh Seyalk, un tepe (tell, monticulo artificial) que parece ser es lo que queda del ziggurat mas antiguo de Iran. Mas de 6.000 años bajo vuestros pies. Tal vez los restos no son muy espectaculares, pero hay muy pocos lugares en el mundo donde se puedan tocar 6 milenios. Un pequeño museito a la entrada con restos encontrados en la excavación completan la experiencia.

DSCF9238

Si durante vuestra estancia en Kashan os estais paseando por la fotogénica y cercana mezquita de Agha Bozorgh, el señor Hossein Monebi (Lonely Planet, p 150) os encontrará antes que vosotros a él y se ofrecerá a llevaros hasta Abyaneh y Natanz y a dejaros en la parada de autobuses donde paran los que van hacia Isfahan por unos módicos 15 dólares (12 euros) durante toda la jornada. El tipo habla buen inglés, algunas palabras en italiano y no pondrá mala cara si os entretenéis mas de lo previsto en Abyaneh. Uno de los conductores mas profesionales del país.   Abyaneh es un precioso pueblecito de montaña, a 2.000 metros por encima de nivel de mar, de casas revestidas en una arcilla rojiza, muy apreciado por los “domingueros” locales (debería decirse “vierneros”, en Irán, la festividad semanal es el virnes).

DSCF9267

Las casas se localizan en una suave ladera sobre un pequeño vergel en el fondo del valle. Desde la ladera de enfrente, en los restos de un viejo caravanseray se obtiene una vista perfecta del conjunto. En el pueblo, las mujeres mas mayores usan unos coloristas vestidos que contrastan con el riguroso negro de otras zonas del país y elaboran unos extraños y prensados dulces de fruta confitada que son …salados! Una delicatesen muy apreciada por los iranís pero un poco rara para los foráneos.  Si habéis venido hasta Abyaneh con Hossein y tenéis la oportunidad vale la pena pegarle un vistazo a la mezquita de Natanz con su esbelto minarete y su intrincada puerta iwan.

DSCF9276 Imagen

QOM

Posted in Sin categoría on 30 septiembre 2013 by German el Gran Iconoclasta, Grand Overlander y Big Muzungu!!

DSCF8849La segunda ciudad santa del chiismo dentro de territorio iraní, se encuentra a escasos 120 km al sur de Teheran. Allí según la tradición se está enterrada Fatima, la hermana del octavo Imán, el Imán Reza enterrado en la ciudad santa de Mashad. El único de los 12 imanes que está en suelo iraní. La reluciente cúpula dorada del santuario visible desde la distancia y la extraordinaria concentración de minaretes en seguida delatan lo especial del lugar.

Aunque la ciudad de Qom es una ciudad santa, los extranjeros son bien recibidos, el recinto del santuario abre sus puertas a todo el mundo independientemente de su confesión religiosa. En teoría solo está vetado el acceso a los no musulmanes al interior del sepulcro. Las mujeres deben cubrirse con un chador no necesariamente negro, y los hombres vestir pantalón largo (no es preciso llevar manga larga). Un cuidador del dargah acompaña al extranjero en su visuta ofreciendo detalles. Pueden tomarse fotos libremente. Y naturalmente, a diferencia de otros paises el celador, no espera nada a cambio.

De acuerdo, ver a todas las mujeres deambulando con los chadores negros alrededor del santuario, puede impactar en un primer momento, pero hay que tener en cuenta de que se trata del sector mas religioso de la sociedad del país. En el estado español no hace falta irse hasta Lourdes para ver a una viceministra y una portavoz del gobierno de negro riguroso con una peineta y mantilla.

Qom puede visitarse facilmente de camino a Kashan o Isfahan. Solo hay que bajarse del autobús y un par o tres de horas mas tarde subirse a uno de los múltiples buses que cubren las rutas entre Teheran y Shiraz/Isfahán que paran en una gran rotonda en las afueras de la ciudad. No hay motivos para pasar mas tiempo en esta pequeña ciudad. Las mochilas pueden dejarse en alguno de los pequeños restaurantes que circundan el santuario.

Los 12 imanes.

El primer cisma en el islam se produjo de inmediato a la muerte del profeta. La rama sunita se decantó por seguir al suegro y amigo del profeta, Abu Bakr; al tiempo que otro grupo se declaró seguidor de Alí, primo de Mahoma y primer converso. El califato que se extendió por todo el norte de Africa hasta la península se desentendió de esta rama que quedó muy acotada en la zona persa.

La mayoría de chiítas siguen la rama de los 12 imanes descendientes del primo del profeta y primer Imán Ali y que vivieron entre el 600 y el 900 después de cristo. Solo uno de ellos, el octavo, se encuentra enterrado en suelo iraní, encontrándose la mayoría en Irak y Arabia Saudí, salvo el duodécimo, el imán oculto y sin sepulcro.

Para los chiítas, solo los 12 imanes tienen la facultad de dar la interpretación exacta del Corán y solo los clérigos pueden establecerse en sus portavoces a la espera del regreso del duodécimo Valiasr cuya muerte no está documentada. Las fechas de la muerte de los 11 primeros imanes son festividades muy señaladas en el calendario iraní, y como veréis mas adelante en Isfahán coincidí con una de ellas.

Especialmente importantes para los chiítas iraníes son las del primero, el tercero y el octavo.

Asimismo sus tumbas son los lugares mas sagrados después de la Meca y Medina, siendo Najab (Alí), Karbala (Hussein) y Mashad (Reza), los centros de peregrinación chiítas mas importantes.

DSCF8832

TEHERAN

Posted in Sin categoría on 30 septiembre 2013 by German el Gran Iconoclasta, Grand Overlander y Big Muzungu!!

DSCF8707DSCF8729DSCF8789

DSCF8768

Lo mas probable si visitas Irán es que tu entrada al país sea por Teherán. Si lo haces beneficiandote de la flamante conexión de la low cost turca Pegasus con el Prat, entonces lo mas probable pasará a ser seguro. Gracias a esta aerolínea, Irán ha pasado casi a ser un “destino europeo” al que se puede ir y volver por menos de 300 euros desde Barcelona.
Tras tomarme la que iba a ser mi última cerveza en muchos días y una pide (pizza turca) en el aeropuerto de Sabina G. (el segundo de Estambul) embarqué en el segundo vuelo esperando con una extraña curiosidad ese momento en el que antes de desembarcar del avión todas las mujeres se cubren el pelo en un ritual que confirma la hipocresía que va implícita en toda imposición moral.

El trámite de entrada al país es bien simple y carece de esos absurdos formalismos de la declaración de customs y de esa estúpida hojita de entrada que muchos otros estados te obligan a rellenar y conservar junto a tu pasaporte durante todo el viaje, y que si pierdes accidentalmente te puede suponer algún quebradero de cabeza. Un simple sello de entrada junto al visado y ya estás dentro. La inconveniente hora de llegada y la lentitud del funcionario de la cola que escogí (tengo un radar para irme a la del lento) hicieron que comenzara a amanecer al poner mis pies fuera de la terminal.

La imponente silueta del volcán Damavand con sus mas de 5.600 metros iluminada por los primeros rayos de sol es una buena bienvenida. La visión de la colosal pirámide se pierde una vez has sido engullido por la enorme ciudad en alguno de sus escalextrics.
Seguramente dedicar un solo día a Teherán es un injusto menosprecio, pero el país es enorme, y otras ciudades como Shiraz o Isfahan reclaman su cuota de días como implacables funcionarios de hacienda en Madrid.

Tras pegar unas cabezadas, a eso de las 11 de la mañana puse rumbo alcentro de la ciudad para pegar un vistazo al palacio en el que vivieron los shahs de la última dinastía. El Goleshtán exhibe su repertorio de esquemas tipológicos centroasiáticos, con una organización en torno a un gran patio, y con sus porches y salas de audiencia soportados con esbeltas columnas de madera de un solo tronco. La novedad respecto de otros palacios radica en una deslumbrante, reflectante y aparatosamente kitsch decoración de espejos en todos los paramentos.
Junto al Goleshtán se encuentra el bazar de la ciudad y la mezquita del Iman Khomeini donde uno tiene la primera toma de contacto con un mundo y olores que le van a acompañar durante todo el viaje.
Sin demasiado tiempo, quise hacer una visita rápida al museo nacional, que aunque es muy pequeño alberga una colección impresionante de restos arqueológicos con algunos basamentos y capiteles aqueménidas que anticipaban lo que iba a ver unos días después en Persépolis.

Antes de irme me acerqué también a la antigua embajada estadounidense donde tuvo lugar la famosa toma de rehenes en los días de la revolución. En sus muros pueden verse una serie de pintadas antimperialistas y la refotografiada imagen de la estatua de la libertad con caravéricas facciones. Quedaron pendientes para otra vez las montañas que circundan la ciudad y que constituyen el pulmón que contrarresta la incipiente polución de una metrópolis que supera los 13 millones de habitantes.