U2, I+E TOUR WHERE THE ACTIVISM HAS NO CULPRITS / CRONICA CONCIERTO PALAU SANT JORDI 10/10/2015

Sé que algunas amigas (un abrazo a Euskadi) están esperando las crónicas de Uganda para completar la expedición fuentes del Nilo, pero ha pasado tanto tiempo ya, que no sabría por donde empezar, y menos por donde continuar.

Sin embargo hoy comienzo mi sección crítica de música y conciertos para ver si con estos nuevos contenidos el blog se catapulta a la estratosfera o si algún director de diario (ABC o la Razón abstenerse) se deshace de sus estudiantillos y me contrata a mi.

Recordaréis com fracasé por milímetros en Kassala (Sudán) a la hora de conseguir mi entrada para uno de los conciertos de la gira de U2 en un polvoriento ciber, una vez ya había superado la cola virtual, y había introducido los datos de mi tarjeta en el teleproceso de ticketmaster.

Inesperadamente tuve mi segunda oportunidad y la aproveché.

Aquí tenéis los detalles del último concierto de U2 en Barcelona en la I+E Tour de 2015 que posiblemente regresará en 2016-17 ya en estadios. Cuando terminéis de leerla y de ver los videos (cogidos de internet, no son mios) será como si hubieseis estado allí.

Ladies and gentlemen todo lo que quisiste saber y no te atreviste a preguntar:


I +E Tour U2

Where the activism has no culprits.

Crónica concierto Palau Sant Jordi 10/10/2015

Último de una serie de 4 en Barcelona / Crítica de música o mas bien de Bono.

Admito que la primera vez que escuché el último trabajo de los irlandeses “Songs of the inocence”, empecé la audición con cierto entusiasmo.

Suena bien, entra bien, comercial pero sin pasarse, eso pensé cuando iba por la 3, después la cosa comenzó a decaer lentamente hasta terminar en la cruda realidad: un disco prescindible más en la carrera de estos chicos (y ya van….enecientos..).

El hilo conductor del disco y de la gira es un regreso a la adolescencia de Bono, según nos cuenta él mismo. A los inicios. El carismático lider de la banda ha terminado por reducir a sus compañeros a un rol de meras comparsas, y a ellos parece que ya les va bien. Toooodo el concierto gira alrededor de la figura de Bono.

Inicio contundente con el primer sencillo The Miracle (of J. Ramone) como un homenaje póstumo a uno de esos grupos fetiche de adolescencia de Bono. Tras Gloria y Vertigo, llegó I will follow, el primer éxito de U2, que se reproduce en una recreación del cuarto de turno en la casa de Bono con una bombilla colgando del techo donde este grupo de estudiantes de secundaria comenzaban a ensayar.

Omega y Alfa, final y comienzo en solución de continuidad.

Al presentar la siguiente, Bono nos habla de la temprana pérdida de su madre cuando tenía 14 años. Dando pie a la interpretación de una emotiva Iris (hold me close). Hasta aquí todo bien, madres solo hay una.

En la siguiente canción, con ayuda del montaje escénico visual, Bono nos invita a visitar su barrio en Dublin, su calle Cedarwood road, y su casa, tal vez con las aspiraciones de que esta calle termine en las guías turísticas de la capital irlandesa siendo el equivalente de la Abbey road.

En este punto, a nadie le queda ninguna duda ya de que Bono en sus delirios de grandeza le trata de tu a tu a Lennon, y que considera que sus U2 ya han llegado a la cota de los de Liverpool (si no los han superado ya).

Cuando Bono ya se cansó de hablarnos de su adolescencia, (creo que todo el Sant Jordi agradeció que pasara por alto temas más íntimos como el primer beso, el primer amor o el primer polvo), entonces entró en escena el Bono concienciador y salvador del mundo.

Primero recordando las sangrías que perpetraron el ejército republicano irlandés y los Gal británicos en el 74, en una isla dividida (porque Irlanda del norte sí que es una zona dividida, y no Catalunya por mucho que los reaccionarios del cortijo no paren de repetirlo hasta la saciedad).

Tras Irlanda le llegó el turno a los refugiados sirios en Europa, con agradecimientos a la predisposición de la alcaldesa de Barcelona en acoger refugiados, pero también al reino de España y la Casa Real española!!! Eing????? ¿Alguien le explicó a Bono como le racaneaban Rajoy y Fernandez Diaz las cuotas de refugiados a la Merkel?

Expresó sus deseos de restablecimiento de la paz en Siria con una neutralidad tan exquisita que uno deduciría que las guerras en Oriente Medio son como (palabras del fiolosofo y poeta Mariano) “las gotas de la lluvia que caen del cielo sin saber por qué”.

Hubo también ciertos guiños a un mundo de “imagine” sin fronteras, supongo que con indirectas al procés. Ay que si nos independizamos, además de quedarnos sin euros ni pasaporte europeo, nos quedaremos también castigados sin giras de U2.

En definitiva un completo repertorio de ese activismo tan ñoño y naif Bono style sin culpables, ese activismo “occidente-friendly” tan poco creíble que personalmente (aunque sus intenciones sean buenas) me saca de quicio. No puedes estar tratando la falta de alimentos y sanidad en África posicionándote con sus principales agentes como el FMI; no puedes hablar de la crisis de los refugiados instalado en una cómoda posición pro europea en una UE con unas instituciones que han actuado de una manera tan vergonzosa; no puedes esperar que la paz en Siria caiga del cielo mientras te fotografías con los principales arquitectos de la desestabilización de Oriente Medio que no son otros que Obama y Cámeron; no puedes hablar de un mundo sin fronteras lanzando sutiles indirectas al catalanismo sin repartir zascas a los nacionalismos francés, inglés y (en menor medida) español, que son los verdaderos frenos a la consolidación de una unión política y social europea que trascienda a la unión bancaria y monetaria.

No puedes jugar a ser un activista sin mojarte más tío! Aunque sean solo los pies. Ser activista implica repartir caña al nororeano o a los iranís que es lo fácil, pero también a Downing Street o a Ryad cuando toca.

Si, si….el concierto…ya va, ya va, es que Bono me enerva a veces.

Montaje y escena:

El concierto, pese a Bono fue en líneas generales espectacular. Las giras de U2 se caracterizan ya desde aquella Zoo TV del 92 por una cuidadísima y efectista puesta en escena, y esta vez no iba a ser menos.

El montaje escenográfico vuelve a ser de diez. Además, como ya nos tienen acostumbrados, buscando la proximidad con el mayor número de espectadores posibles del palau. Y realmente lo consiguen con la configuración de la arquitectura escénica.

Del escenario convencional dispuesto al fondo, una pasarela conduce a un segundo escenario en forma de rotonda o cul de sac justo en mitad de la pista.

Sobre la pasarela se disponen dos enormes screens de leds colgadas del techo que suben y bajan y que se convierten a su vez en un tercer escenario flotante, al que los músicos pueden entrar y transitar entre las pantallas a varios metros sobre el suelo. Allí dentro Bono se dejó ver en varias canciones y el grupo al completo interpretó el single Invisible en uno de los momentos mas preciosistas de la noche.

El juego de leds, trasparencias, opacidades lumínicas permitió curisos trucos visuales como ver a un diminuto the edge tocando en la palma de la mano de un colosal Bono holográfico del tamaño de un buda de Datong a modo de genio de las mil y una noches liberado de su botella.

Vease mitad de la reproducción:

Visualmente impecable fue también el acompañamiento lumínico del primer bis In the City of Blinding lights con unas barras de neones que flotaban en todo el escenario principal y pasarelas configurando una trama espacial 3D de barras ortogonales de nave extraterrestre.

Sin lugar a dudas de lo mejor que he visto en mis 25 años como espectador en eventos de todo tipo en un espectáculo se pone a la altura (incluso sube el listón) de aquella memorable Zoo TV o aquel colosal PULSE de Pink Floyd.

La chicha:

Ya sé, ya sé…casi nadie ha venido al Palau a ver luces sino a oir música.

Estaba claro que U2 debía extender la duración de sus conciertos con unas entradas a un precio tan “por encima de nuestras posibilidades” que llegaron a los 200 euros las más caras. (Calculadora en mano el Iva cultural del 21% de Wert a un tercio del aforo le habrá supuesto 42 euritos por entrada, así que esa noche Montoro dormía aun más eufórico que Bardem, Pe o los 72.000 espectadores que han visto alguno de los 4 conciertos en Barcelona).

Las dos horas y media se acercan bastante a los conciertos de Bruce, y creo que también dejaron satisfecho a todo el mundo. Hasta los que se dejaron una cuarta parte de su salario en una entrada.

Este fue el repertorio dividido por las fases del concierto:

Intro por megafonía: People Have the Power (Patti Smith song)

El grupo accede al escenario por la pista entre el público (con cordon de seguridad).

Inicio contundente y acelerado con 4 piezas de guitarreos para despertar al personal:

The Miracle (Of Joey Ramone)

Gloria

Vertigo

I Will Follow

Fase adolescencia Bono:

Iris (Hold Me Close)

Cedarwood Road

Song for Someone

Fase conflicto irlandés:

Sunday Bloody Sunday

Raised by Wolves

Until the End of the World

Fase desenfadada grupo dentro del screen:

The Fly

Invisible

Even Better Than the Real Thing

Cambio de escenario y traslado al escenario E en el centro de la pista:

(En este momento siempre invitan a bailar a alguien del público, y hoy se colaron unos tales Javier Bardem y Penélope Cruz de incógnito, y que se marcaron unos bailes con el cuarteto como la anécdota divertida de la noche)

Mysterious Ways

Desire

Spanish Eyes (Tour debut, dedicada a Penélope Cruz)

Every Breaking Wave (piano version)

Fase conflictos Siria y crisis refugiados:

October  (aun en el centro de la pista)

Bullet the Blue Sky

Zooropa

Where the Streets Have No Name

Pride (In the Name of Love)

With or Without You

Encore (bises):

City of Blinding Lights

Beautiful Day

Moder and Child reunion (canción de Paul Simon)

Bad

40

Fin de la cita y oes oes del público.

El grupo abandona el escenario por donde ha venido de manera escalonada. Bono, tal vez con algo de sentimiento de culpa por su exceso de protagonismo en las dos horas y media, alumbra al resto de músicos con un foco proyector mientras se retiran en un guiño a la portada del Rattle and Hum.

Se encienden las luces generales del palau, y todos contentos para casa.

Resumiendo:

A destacar del repertorio fue la ausencia de canciones del disco anterior, No Line On The Horizon, cosa a agradecer; el fijo de 7 del último Songs Of The Inocence con un fuerte respaldo visual para contrarrestar la flojeza general incluida una versión de piano de la mejor pieza del disco Every Breaking Wave que personalmente creo pierde mucho interpretada en acústico; buena representación de uno de sus dos mejores discos Achtung Baby; pocas del All You Can’ t Leave Behind; pocas también del Josua Tree, y picoteo suficiente por los cuatro primeros discos.

En lineas generales un repertorio bastante balanceado para una gira de presentación de nuevo disco, sin abusar en exceso de las nuevas, y colocándolas estratégicamente al principio, para sacárselas de encima cuanto antes.

Observación: Nótese en este video como ha cambiado esto de los conciertos últimamente desde la irrupción de la democracia tecnológica y los smartphones. Hace 15 años la pista del Sant Jordi se hubiese venido abajo con el himno Where the Streets Have no Name. Hoy todo el mundo graba con el móvil.

Las que faltaron:

Seguramente mucha gente debió echar en falta New Year’ s Day, One y I Still Haven’ t found What I’ m Looking For.

Las malas noticias para ellos son 1.- que New Year’ s Day solo la han tocado de manera muy esporádica en esta gira y 2.- que U2 tiene tres finales diferentes que van rotando y que se excluyen entre ellos. En los tres conciertos anteriores la banda acabó alternando o One o I Still Haven’ t Found como fin de fiesta. Una de las dos.

Para el último concierto de los 4 de Barcelona se reservaron el tercer final (igual que para la cuarta noche de Amsterdam, Estocolmo y Berlín). Sacrificaron las dos anteriores por un premio mejor: Bad y 40; dos por el precio de una; y 2 de las grandes que se habían caido de las giras desde los 80.

Así que que demonios, ole por el cambio, las otras ya las habia escuchado en directo 3 veces cada una en giras anteriores, estas dos, nunca antes.

Conclusión:

Tras el concierto una cosa me quedó muy clara: la enorme profesionalidad de Edge, Clayton y Mullen Jr, y su paciencia infinita con Bono. Y es que si este matrimonio singular continúa sobreviviendo a dia de hoy 35 años después, es porque el resto de la banda ha aprendido a querer a Bono, tal  como es, con sus filias, fobias, sus defectillos, y sin pretender cambiarlo. Todos han aprendido a respetar los espacios de cada uno. Donde no hay chispa, ni puede que amor, hay respeto, tolerancia, mucho aguante…y un patrimonio importante que ha de seguir creciendo.

Y larga vida. Si desde mediados de los 90 U2 dejaron de ser uno de los ejes centrales de mi vida; una vez cada 5 años no le hace mal a nadie (más que al bolsillo) reunirse con ellos una noche para recordar los viejos tiempos como cuando ves a tus viejos amigos del Facebook. Tampoco es que haya salido nada mejor con capacidad de consolidación y crecimiento; Muse, Coldplay, Radiohead, son ya sufles desinflados que no le interesan a nadie. Veremos que pasa con Arcade Fire o Imagine Dragons.

En espera de que algún youtuber cuelgue el vídeo completo del evento, podéis escuchar el concierto íntegro (sin video) con una calidad bastante aceptable aquí:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: