ETAPA 23: EL RIFT VALLEY: LAGOS NAIVASHA Y NAKURU, VOLCANES Y MAS PUERTAS AL INFIERNO.

Si habéis ido leyendo el blog ya habríais notado ciertos devanéos con el Rift Valley cuando el Nilo quedaba lejos hace tiempo. Esos devanéos se estaban empezando a convertir en una infidelidad en toda regla con esta zona de África respecto del rio que había quedado relegado a un segundo plano. En esta entrada queda claro.

A poco mas de un centenar de kilómetros al norte de Nairobi el Rift Valley muestra los vestigios de su actividad volcánica en toda su magnitud. En la zona se suceden una setie de conos volcánicos de diferente antigüedad, lagos salados (soda lakes), lagos mayores con islas en forma de corona (vestigios de antiguos cráteres erosionados), manantiales de aguas termales.
Particularmente en los alrededores de Naivasha se concentran algunos lugares de bastante interés donde merece detenerse si pasáis por aquí.

El Fisherman’ s camp es toda una institución mochilera (al menos desde 2003, de cuando es mi guía del Este de África) y que sigue gozando de plena salud 12 años después. Ofrece una idílica localización a orillas del lago Naivasha y supone un campo base perfecto para explorar la zona. Consigo una banda preciosa, recién construida, con una cama enorme, mosquitera, muebles con encanto, por unos 20 euros (su valor real debe estar en los 50), el truco es que la ducha no funciona, y tengo que usar las del camping. Un pequeño detalle que paso por alto.

El primer día lo invierto en el volcán Longonot. A unos 20 kilómetros por carretera y menos de 10 en línea recta.
Si visto desde fuera el edificio volcánico dista bastante de ser un cono perfecto, una vez has superado los 500-600 metros que hay desde el valle hasta el borde del cráter, la imagen que se te presenta es de las que impresionan. Un crater enorme de unos 2 o 3 kilómetros de diámetro, con la base repleta de una vegetación exuberante aislada del resto por las paredes verticales. Una especie de mundo perdido.
Si miramos del crater hacia afuera, las vistas del lago Naivasha con el crater secundario del Longonot a los pies son igualmente escénicas.
Para llegar a Longonot desde el Fisherman’ s camp has de tomar un matatu (minibús compartido) hasta Naivasha. Para al primero que pase por la carretera, aunque parezca que vaya lleno y no quepa un alfiler, te harán un “huequito”. En Naivasha habrá otro matatu esperando dirección Longonot. En unos veinte minútos habrás llegado a la primera población (con muchos camiones parados).
Desde allí hay que caminar unos 8 kilómetros por un camino rural hasta la entrada del parque.
La entrada en la línea habitual un pellizco de 30 dólares. Pero al menos este volcán puede hacerse sin guía y parafernalia.
Para regresar al Fisherman’ s camp hay que deshacer lo andado.

A los pies del Longonot. Entre el volcán y el lago Naivasha se encuentra el parque nacional de Hell’ s gate (o puerta al infierno). Un parque nacional con presencia de fauna salvaje (antílopes, impalas, ñus, cebras, búfalos, y también elusivos guepardos) y uno de los pocos en los que al no haber la amenaza de elefantes, leones o leopardos puede recorrerse sin necesidad de estar metido dentro de un jeep o furgoneta. Eso quiere decir que puedes recorrerlo en bicicleta, e incluso (si tienes ganas de una larga pateada, caminando). Después de varios safaris motorizados, la verdad es que el recorrido en bici por el parque es toda una gozada. Poder bajarte de la bici e intentar aproximarte a un grupo de cebras o impalas caminando es otro rollo completamente diferente y una experiencia de las que recordaréis.
Todo ello en mitad de un valle culminado por unas paredes de basalto del estilo Castellfullit de la Roca.
Dos pilares rocosos enormes emergen del paisaje en cada extremo de la ruta que recorre el parque. Posiblemente dos viejas cámaras magmáticas solidificadas que perdieron el envoltorio.
En uno de los extremos del parque puedes dejar aparcada la bici en la rangers office y adentrarte en un par de estrechos cañones de origen sedimentario con una estratificación muy marcada que produce unos originales juegos de luces y sombras. Al final de uno de ellos hay unos manantiales de aguas termales que recuerdan la actividad volcánica de la zona aun continúa.

Igual que Longonot, la entrada al parque cuesta 30 dólares a los que hay que sumar los 6 que cuesta alquilar la bici en el mismo Fisherman’ s camp. Del camp a la entrada del parque hay unos 8 kilómetros.

Si aun te quedan dólares por quemar se pueden visitar un par de reservas junto al lago con presencia de fauna salvaje. El escénico cráter lake, un pequeño crater con un lago en su base, y la crater island, una península semicircular dentro del lago que denuncia que antiguamente fue un cráter volcánico.
Ambas reservas pueden recorrerse caminando, aunque las entradas son igual de intimidatorias (30 dólares) que las de los parques nacionales. En mi caso con Longonot y Hell’ s Gate di por concluida la visita a Naivasha.

A un par de horas al norte se encuentra Nakuru que según la Lonely Planet es una “pleasant town where to spend a couple of days” (una agradable localidad donde pasar un par de días) y que según el que escribe este blog es “un agujero negro bastante asfixiante sin demasiado escape”.
A veces es bueno tener dos opiniones para contrastar.
Nakuru está sin embargo junto a uno de los soda lakes mas importantes de todo el Rift, un lago que sirve de refugio a centenares de flamencos que tornan de color rosa su superficie vista desde la distancia…bueno, mejor dicho “servía” y “tornaban”; la realidad es que los flamencos que no estaban en el lago Manyara de Tanzania y que supuestamente deberían estar aquí; tampoco estaban. Había medio centenar mal contados. Y según me explicaron no era nada estacional relacionado con las migraciones. ¿Donde demonios se han metido los flamencos africanos?.
Cuando alguien sepa algo, por favor que me informe.
Pero la gente que viene a Nakuru, mas que por los flamencos lo hace principalmente para avistar rinocerontes africanos.
Desgraciadamente muchos chinos pichafloja siguen atribuyéndole poderes magico-erectiles al cuerno del rinoceronte, y siguen pagando fortunas para que algún desperado furtivo africano se juegue la vida matando rinocerontes (recordad que los rángers disparan a matar contra los furtivos). Parece que en China muchos aun no se han enterado de la “magia mas poderosa” de la pastilla azul. Y también parece que la revolución cultural no consiguió terminar con algunas de las gilipolleces de la superstición de algunos chinos.
El caso es que si hay una especie realmente amenazada en Africa (también en Asia) por culpa de esos desgraciados, es el rinoceronte. Las poblaciones de estos imponentes mamíferos están bajo mínimos en toda esta zona, y si no se consigue revertir la tendencia los rinos desaparecerán para siempre.
El gobierno keniata en un intento por tener controlados y vigilados a muchos de sus rinocerontes y a salvo de los furtivos ha tratado de concentrar a los individuos sueltos que quedaban fuera de sus reservas en el parque nacional del lago Nakuru que se extiende mas allá del lago varios kilómetros dirección sur.
El parque nacional de lago Nakuru es uno de los pocos de todo el este de África que tiene todo el perímetro vallado a diferencia del resto de parques nacionales donde la fauna puede moverse libremente y abandonar los parques.
Con todo, tampoco es fácil verlos de cerca. Gracias a los chinos, a los rinos logicamente no le gustan los humanos, y sus habitos diurnos consisten en comer y descansar sin realizar grandes desplazamientos. Eso dificulta mucho que puedas cruzarte con alguno de ellos interceptando su trayectoria. En el game drive que compartí con una pareja de keniatas vimos un par. Y bastante lejos.
En Nakuru también hay leones, pero no hubo suerte esta vez.

La presencia de rinocerontes y el hecho de que este parque esté en la lista del patrimonio mundial ha animado al gobierno keniata a elevarlo (con demasiado optimismo según mi opinión) a la misma altura del parque de Amboseli y la reserva de Masai Mara. Eso significa que al pasar por taquilla, la broma te suponga 80 dólares (40 para nacionales keniatas).

Aunque Nakuru desde el punto de vista paisajístico es muy bonito, y dispone de alguna colina que ofrece buenas vistas del lago; y hay una buena concentración de fauna africana; creo que si has hecho Ngorongoro, Amboseli, Masai Mara o Serengueti puedes ahorrártelo, a no ser que seas un entusiasta de los rinos, o en los anteriores no hayas visto ninguno y estés empeñado en completar tu big 5.
En todo caso, 80 dólares es un precio excesivo.

Tras mi visita al parque nacional decidí que no había ningún motivo adicional para pasar ni un minuto mas en la ciudad de Nakuru; así que me subí al primer autobús que salía con destino a Uganda.

Eran las dos de la tarde, y los escasos 300 kilómetros a la frontera hicieron presuponer que llegaría a una hora razonable a Jinja. La realidad es que una estupida parada en Eldoret de mas de una hora nos rompió la media. Por si eso era poco, los últimos 60 kilómetros hasta la frontera requirieron más de dos horas (no entiendo porque, ibamos a bastante rápidos, tal vez atravesamos algún tipo de agujero de gusano en el espacio tiempo que nos retenía en algún intervalo espacial mientras el tiempo avanzaba).
El caso es que llegamos a la frontera a las 10 de la noche. Y como todo el autobús había de pasar el control de pasaporte uno por uno y solo había una ventanilla, la cosa se alargó sus cuarenta minutos.
Y como siempre suele pasar en estos cruces de frontera SIEMPRE hay uno que desaparece y tiene a todo el autobús esperando otra hora de regalo.
Nunca he entendido porqué los aviones no perdonan ni un minuto con pasajes que cuestan el doble del salario mínimo interprofesional en España (vaale, ya se que eso tampoco es gran cosa); y en cambio estos autocares esperan a alguien mas de una hora cuando un pasaje cuesta 10 euros.

El caso es que llegué a Jinja (Uganda) a la una y media de la madrugada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: