ETAPA 21: NAIROBI o NAIROBERY

Siguiendo las instrucciones de Mercè (Milcamins) y Sergi (Rodar pel Mòn) me dejé caer en la zona downtown de la capital kenyata con un par de opciones interesantes y ajustadas de alojamiento.
Nairobi también se conoce por aquí con el nombre de Nairobery en alusión a sus elevados índices de criminalidad. En efecto, junto con Johanesburgo, Nairobi tiene el dudoso privilegio de liderar las estadísticas africanas de este lamentable indicador.
Pero, don’ t panic. El centro de Nairobi durante el dia es tan seguro como cualquier otra ciudad del mundo. La mayoría de delitos violentos se producen en barrios marginales y periféricos (como en las megalópolis latinoamericanas), o en horas en las que no se te debería haber perdido nada por la calle.
Lo mas sorprendente del centro de Nairobi (además del permanente atasco de tráfico) es su modernidad y limpieza. Podría pasar por el downtown de una ciudad estadounidense o australiana.
Como ciudad de reciente creación y sin demasiada historia, tampoco tiene una old town con edificios históricos, así que lo mas destacado es el observatorio que hay en la azotea del kenyata center, y que hasta no hace mucho era el edificio mas alto de la ciudad.
Desde este privilegiado mirador lugar de encuentro de parejitas y grupos de estudiantillos puedes entender muy rápidamente la estructura de la ciudad organizada en trama de cuadricula con un largo parque de inspiración neoyorkino. Con todos los edificios administrativos del gobierno concentrados en uno de los lados del parque.

La ciudad goza en esta época de un clima primaveral cálido y seco de esos días buenos de junio que te hacen sentir optimista. Realmente es una ciudad muy agradable (por lo menos su centro), incluso sin la necesidad de tener un rio, lago o mar que la desahogue.
Nada que envidiar a ciudades del estilo Brisbane o incluso Melbourne.

Una buena oferta gastronómica internacional hace de la ciudad un buen lugar para reponerse del rigor del viaje mas polvoriento.

La contratación del safari a Amboseli (recordad que lo dejé pendiente en Moshi con 60 dólares guardados en la hucha, vease etapa 19) se presuponía complicada. Al parecer todos los agentes de Nairobi ofertan Masai Mara para los joining groups (con mejores opciones de avistamiento de felinos) y para encontrar algo para Amboseli me estaban hablando de a 5-7 dias vista. Estaba ya a punto de arrojar la toalla, cuando paseando por el centro vi un cartelito de una agencia en una especie de galería. Me dije, venga voy a probar aquí como el último sitio.
Bingo, un grupo de tres expats europeos que trabajaban para Naciones Unidas se iban de finde al Amboseli. Justo el día siguiente.
No se podía pedir más. Bueno sí, sí que se podía pedir más. Que el consulado de Uganda (donde tenía que tramitar mi visado multientrada, en la frontera solo te hacen una entrada) no quedara muy lejos de allí.
Y la cosa es que el consulado de Uganda en una ciudad de casi 3 millones de habitantes estaba, no en el mismo barrio, no en la misma calle, no en la misma manzana, no en el mismo edificio, no en el mismo portal, sino puerta con puerta con la agencia.

Posibilidad de que esto suceda, una entre tres millones.

Carlo Anceloti, Johan Cruyff, superen esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: