ETAPA 14: ADDIS ABEBA o WHERE THE STREETS HAVE NO NAME

Han transcurrido ya casi 30 años desde que los irlandeses reventaran las listas de éxitos mundiales con el himno que abría uno de los mejores discos de la historia. La canción fue escrita tras unas terribles (y vergonzosas) hambrunas que retrataron a la comunidad internacional y organismos internacionales como lo que verdaderamente son, unos organismos en la mayoría de casos en manos de una panda de ineptos y parásitos que solo piensan en los palitos de golf y en zumbarse a las secretarias. Aquellas hambrunas se cebaron en esta parte de Africa y mataron por inanición a centenares de miles de niños.
Addis Abeba es la ciudad que inspiraría la letra de esa canción, la ciudad donde las calles no tienen nombre, bueno, no todas, las principales si lo tienen, aunque casi nadie utiliza esos nombres para manejarse por la ciudad. Taxistas y addisabianos suelen recurrir a hitos, hoteles, restaurantes, hospitales, barrios para dar las ubicaciones y encontrar las direcciones.
Addis es también la capital espiritual del continente, y la sede de la Unión Africana desde 1962. Esa capitalidad hace de Addis después de Nueva York y Londres, la ciudad con mas embajadas y delegaciones diplomáticas del mundo.

Situada en mitad del altiplano etíope, a mas de 2.400 metros de altitud; Addis es una ciudad complicada, muy dificil para orientarse, con un trazado urbano extraño, que, pese a ser moderno, no parece obedecer a ninguna lógica ni planificación. La propia ciudad en sí es casi toda ella una no-ciudad. Donde no existe el concepto de calle, solo viales con un tráfico de locura. La urbe, como capital de relativa nueva creación carece de edificios históricos representativos, ni de monumentos destacables.
A parte del mercato, no hay demasiada oferta para el turista, así que poca gente pasa mas de un día aquí.

El museo nacional tiene como pieza central una reconstrucción del esqueleto de Lucy (la primera madre de la humanidad hasta que el yacimiento de Atapuerca pusiera la paleontología patas arriba). La mandíbula de Lucy fue hallada hace cuarenta años en el valle alto del Awash al sur del Danakil, pero no se exhibe en el museo ya que se encuentra preservada en un laboratorio anexo al museo.

El otro museo importante, el etnográfico se ubica en el antiguo palacio de los emperadores de Etiopía, la que fuera residencia de Haile Selassie antes de ser derrocado por la revolución pseudosocialista que puso fin a la monarquía y dio paso a la república y que ahora forma parte con sus jardines de la ciudad universitaria.

Haile Selassie (príncipe Ras Tafari antes de su coronación), como sus predecesores se condideraba descendiente de Salomón y la reina de Saba y ocupó el trono por derecho divino. Creó el movimiento rastafari, casi una religión que influenció a una gran parte de afroamericanos dispersos por el mundo y que reivindicaron con orgullo sus origenes no solo africanos sino también babilónicos! (sin demasiado rigor histórico ubicaban el reino de Saba entre el Tigris y el Eufrates). Desde Kingston town en Jamaica, hasta los suburbios de Nueva Orleans, pasando por las antillas caribeñas y medio continente africano. La música y la cultura reagee surgida en Jamaica no dudó en declararse parte de este movimiento rastafari.
Aunque Haile Selassie que no destacó por grandes logros en la política interna, y si por su ejercicio del poder despótico y sus pomposos y extravagantes despilfarros, es un referente para muchos dentro del panafricanismo transnacional. Evidentemente, los referenetes panafricanos del Ultimo Bazar son otros muy distintos como Nelson Mandela.

En Addis nos quedamos en el Taitu Hotel, el hotel mas antiguo de Etiopía mandado construir por la mismisima emperatriz a principios del XX. Hoy, renovado constituye una buena opción para los presupuestos ajustados. 600 birr (25 euros) la habitación doble con baño. Si bien el hotel dispone de un precioso vestíbulo, un elegante restaurante, y un amplio hall distribuidor de acceso con exposiciones artísticas, las habitaciones (muy espaciosas eso sí) decaen un poco, siendo los baños la parte mas floja del hotel.
Así se da una transición del restaurante “chic”, a las habitaciones “con caracter” pero muy limpias, hasta llegar a los baños “decadentes”. Aunque a Carol no le gustó, a mi personalmente me parece una buena opción si buscas algo céntrico por su precio.

Carol me llegó de Barcelona sin la vacuna de la fiebre amarilla, así que invertimos una mañana en busca del hospital adecuado. El Balcha hospital es el lugar. Un complejo hospitalario enorme con una unidad de vacunación. Sorprende en un país donde el extranjero paga mas por todo (vuelos interiores, entradas, taxis…), que en las vacunaciones se pague la misma tasa que los locales. Nos sentimos mal por ello, entendiendo que en este caso SI que debería aplicarse otra tasa mas elevada. Los dos euros son un regalo comparativamente con los 22 que cuesta en España. En cualquier caso, si te encuentras inmerso en un viaje transafricano y olvidaste revisar tus vacunas, en Addis puedes ponerte al día especialmente con la fiebre amarilla, obligatoria para entrar en Kenya, Tanzania o Uganda si llegas desde Etiopía.

EL PROYECTO GLOBAL INFANTIL

En los suburbios orientales de Addis, en una zona muy necesitada de equipamientos y servicios públicos, y con bolsas de población que subsisten con escasisimos recursos; hace ya unos 30 años Gil Lossada con la colaboración desinteresada de muchísima gente, entre ellos y de manera muy activa, nuestra amiga Eva Erill puso en marcha el proyecto Global Infantil. Un proyecto que ha tenido que enfrentarse a infinidad de trabas y tramas de todo tipo.
Inicialmente concebido como un orfanato (que nunca se prestó a entrar en el controvertido tema de las adopciones internacionales), el proyecto ha ido desarrollandose como un organismo vivo que se reinventa año tras año con diferentes apéndices que han terminado por consolidar un centro formativo de grado medio (formación profesional) con estudios en peluquería, cocina, informática y contabilidad; una clínica que incluye cirujía oftalmológica, y medicina general, planificación familiar y muy pronto maternidad.
Parece ser que además el ministerio de educación los va a acreditar como centro examinador.
Pero la cosa no se detiene aquí. Hay nuevas iniciativas como una guardería para madres sin recursos con un programa formativo gratuito para mas de 300 mujeres.

Según nos explicó, Gil, gallego expatriado desde hace trenta años, el proyecto Global Infantil es autosistenible en un 70%, algo inaudito en el mundo de la cooperación donde la mayoría de ONG precisan porcentajes mucho mas elevados de donaciones y cuotas de los socios o colaboradores. Se financia basicamente por las matriculaciones académicas y venta de pan de una panadería que tienen en el centro. Eso le permite ofrecer servicios médicos o educativos gratuitos a la gente con menores recursos.

El otro tema esencial para Gil es el control de gasto en personal, tratando de evitar lo que para él es un error de las ONG mas grandes. La contratación de personal européo o americano. Gil está convencido de que Global Infantil ha de salir adelante con recursos humanos locales, y a ser posible con el empuje de algunos de primeros los niños huerfanos del centro que hoy ya han empezado sus estudios universitarios.

Otro punto que para mi es muy positivo es la funcionalidad idiomática; la enseñanza es en inglés y las tres lenguas mayoritarias etíopes (amárico, tigriña y oromo), evitando caer en patrioterismos o evangelizaciones hispanas. No nos engañemos, el castellano puede ser una lengua útil en Brasil o en California, aquí en el corazón de Africa no lo es.

La verdad es que esperaba encontrarme con unas instalaciones mucho mas modestas, y fue toda una sorpresa encontrar un complejo tan extenso, que realmente nos impresionó.

Tuvimos la ocasión de mantener una interesantísima conversación con Gil para aprender más sobre la problemática africana, y el tumor cancerígeno que supone determinada “ayuda” occidental en Africa.
En efecto, cada vez que viene un ingeniero o un médico européo, cobrando un salario europeo, con manutención, vivienda, coche pagado; eso supone una microsangría para el país. Si el profesional es estadounidense, la cosa ya pasa a sangría. ¿Que clase de cooperación estás dando si vienes a llevarte del país 80.000 dólares anuales en sueldo y manutención?. Ese suele ser el problema de muchas ONG grandes, las descomunales partidas que se van en el apartado de gestión y profesionales. Gil lo tiene claro, y parece muy razonable su planteamiento. Africa tiene que salir adelante con profesionales y técnicos africanos. Ya los hay, solo necesitan experiencia gestora.
Con la llegada de la inversión china, las cosas se complican aun más. Los países africanos están dejando que los chinos realicen infraestructuras innecesarias que los endeudan mucho más o que hipotecan sus materias primeras. Pero no con la ejecución de las infraestructuras, la trampa está en las contratas para su mantenimiento.
Algunos países africanos como Etiopía o Congo Democrático con presidentes nacionalistas o estadistas empiezan a tener una visión diferente a otros como Uganda o Kenya muy vinculados aún al colonialismo.

Volviendo a Global Infantil:
En la medida de la pequeña repercusión mediática de este blog, me gustaría colaborar en dar a conocer el proyecto y a invitar (estoy seguro de que Gil estará encantado) a todos los que paséis por Addis a que conozcáis de primera mano y sobre el terreno esta iniciativa tan necesaria.

Aquí os dejo su dirección en facebook:
https://www.facebook.com/pages/Global-Infantil/197423550297477

Una respuesta to “ETAPA 14: ADDIS ABEBA o WHERE THE STREETS HAVE NO NAME”

  1. ostres, m’he emocionat amb la part de Global. Gràcies!!!!!!
    I la resta del post, molt bo, així és l’Addis que jo estimo i odio a l’hora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: