ETAPA 11: AKSUM o EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA (RAIDERS OF THE LOST ARC)

Imaginemos por un momento que en efecto Moises bajó del monte Sinaí con dos tablillas inscritas con 10 mandamientos por el altísimo, imaginemos que esas tablillas se guardaron dentro de un arca en el templo de Salomón en Jerusalem hasta el día de su destrucción, imaginemos también que antes de ser destruidas en un saqueo, el arca hubiese sido trasladada a un remoto lugar mas seguro, pongamos por ejemplo que el traslado lo hubiese llevado a cabo el mismo hijo de Salomón y la reina de Saba: Menelik I. Supongamos que durante un tiempo fuese escondida en la isla Elefantina en Asuán y posteriormente en una isla del lago Tana donde permaneciera ocho siglos. Y finalmente pongamos que el rey Ezana ordenase su traslado al corazón de su reino, en la legendaria ciudad de Aksum.

Esto es en resumidas cuentas lo que creen todos los cristianos etíopes.

Y es en Aksum donde se dice que se encuentra el arca de la alianza, la poderosa arma capaz de destruir por si misma a ejércitos enteros, ese objeto que perseguían los nazis en esa película que tanto nos fascinó a los chavales de mi generación.

En el sótano de una humilde ermita dentro del recinto de la catedral de Tsion Mariam (María de Sión) custodiada por un monje que pasará el resto de sus días allí, sin salir ni un momento, y fuera del alcance del resto de los mortales (hasta del mismo obispo supremo del patriarcado o el mismísimo emperador Haileselassie tienen o tuvieron vetada su entrada) dicen que se encuentra el arca y los diez mandamientos, dentro.

Como con los restos del apostol Santiago, en un acto de fe ningún etíope cristiano duda de esta verdad, y ni una sola iglesia que funcione como lugar de culto en el país carece de una réplica de este objeto tan sagrado y venerado. Si una iglesia etíope no tiene una réplica del arca, entonces no es un lugar consagrado.

Con fe o sin ella, el lugar tiene mucho rollo. ¿Y si de verdad está el arca ahí dentro?. Como en el erotismo muchas veces lo excitante no está en lo que vemos, sinó en lo que no nos dejan ver y nuestra imaginación magnifica.

En el conjunto de María de Sión de Aksum no podremos ver el arca pero sí el exterior de la capilla donde supuestamente está el arca y su monje custodio. Además también encontramos un interesante monasterio medieval con bonitas pinturas a cuyo interior solo los hombres pueden acceder. Completa el conjunto la moderna catedral donde se celebran los oficios religiosos multitudinarios bajo una achatada cúpula que quiere reproducir burdamente la basílica de Santa Sofía de Estambul. Frente al monasterio veremos tambien un trono de piedra muy espartano donde se procedía a coronar a los reyes etíopes.

Si todo esto te parece poco, justo delante del conjunto eclesiástico encontramos un conjunto de estelas de piedra fabuloso. La reinterpretación de los obeliscos egipcios a la manera etíope. Ejecutados en un solo bloque de piedra, algunos de ellos decorados con relieves de falsas puertas y ventanas. Uno de ellos se dice que es la estructura monolítica de piedra mas esbelta del mundo de ese tamaño que se mantiene en pie. Estas estelas fueron erigidas por los reyes y nobles de Aksum a partir del siglo IV de nuestra era. La mas colosal de ellas colapsó en el momento de ser erigida y hoy la encontramos en la misma posición en la que quedó, partida en 5 trozos. La segunda mas grande fue trasladada a Roma por Mussolini, hasta que finalmente fue devuelta a su emplazamiento original en el 2005. El conjunto forma parte de la lista del patrimonio mundial de la UNESCO.

Dispersos por la ciudad pueden encontrarse diferentes tumbas hipogéo de antiguos reyes y nobles; así como una interesante inscripción en tres idiomas, los dos pre-amáricos (geek y sabeano) y griego antiguo; que constituye la piedra Roseta etíope y que permitió descifrar estas dos lenguas. También hay los restos del grandilocuentemente llamado “Palacio de la reina de Saba”, que se cree que en realidad fué la mansión de un noble del siglo IV. Todos estos monumentos pueden visitarse con una única entrada válida para tres días y que aún cuesta 50 birr. Digo lo de aún porque no os extrañe que en menos de un año ya cueste 200.

Para dormir en Aksum el Africa hotel es toda una institución para mochileros y su lista de precios impresa una garantía de que no se aplican tarifas “farangi”. Habitaciones muy correctas por 200 birr la individual con wifi y agua caliente en torno a un agradable patio. Conviene evitar el mediocre desayuno, en hoteles cercanos se pueden encontrar mejores opciones por el mismo precio. Si llegaste tarde o te dormiste para la cena, justo delante te puedes comer un buen shero por 50 birr hasta las 11 de la noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: