ETAPA 6: JARTUM Y EL DAYTRIP A MEROE

Para ir de Karima a Jartum, cada mañana a las 6.30 sale un autobús deluxe de la plaza central que invierte unas 6 horas en llegar a la capital del país. Las carreteras en Sudán están en buen estado, y velocidades de crucero que rondan los 100 km/h son frecuentes, por lo que a diferencia de otros paises en los que has de calcular el triple que en España, en Sudán puedes hacer un cálculo similar a la circulación en Europa.

La primera impresión que ofrece la capital del país es la de una destartalada ciudad africana, con las calles polvorientas, y con un urbanismo inexistente.
Sin embargo, tiene sus rincones.
El mas singular de todos, y un fijo para los “nileros” o “nilistas” que recorren el Nilo es el punto de la confluencia del Nilo Blanco y el Nilo Azul. Un hito geográfico de esta magnitud era uno de los puntos obligados en mi viaje.
Para llegar hasta este lugar tan emblemático hay que sucumbir a las pretensiones exageradas de los barqueros si se quiere hacer por el río o bien atravesar un doméstico parque de atracciones infantil sin demasiadas pretensiones pagando unas simbólicas 5 libras sudanesas. Al final del parque está la recompensa. Un privilegiado mirador donde ambos ríos unen sus aguas.

Desgraciadamente la ciudad no ha sabido aprovechar las cornisas del río para consolidar paseos agradables, y unos cinturones de tráfico rápido hacen de barrera entre la ciudad y los márgenes del rio.
En esta zona de la ciudad han aparecido un par o tres edificios singulares de arquitectura calatravesca construidos con capital extranjero.

De regreso al downtown, sorprenden las reducidas dimensiones de su “gran mezquita”. Por la zona merodéan los cambistas del mercado negro donde abastecerse de libras sudanesas. Muy cerca, un flamante centro comercial al estilo occidental, con su aire acondicionado, sus tiendas de ropa, sus cafeterías chic, y su supermercado donde encontrar cualquier producto hace imaginar que por unos segundos has vuelto al Diagonal Mar. Las escaleras mecánicas son novedad en el país y aun hay quien no lo ve demasiado claro a la hora de subirse.

Si tenéis la suerte de estar un viernes por Jartum, debéis cruzar hasta Omdurmán. Omdurmán es el asentamiento antiguo de Jartum, donde están los bazares y los principales lugares de interés histórico de la ciudad, como la casa del Kalifa que dirigió la resistencia en las campañas contra el ejército anglo-egipcio. La visita a esta casa con todos los objetos, manuscritos y armas que se exhiben, inevitablemente me traslada al clásico de aventuras de los años cuarenta “las cuatro plumas”.

Pero lo que de verdad os va a dejar impactados es la ceremonia que los derviches celebran en un cementerio en las afueras de Omdurmán. Allí se congregan cada viernes por la tarde una hora antes de la caida del sol centenares de derviches sufís junto a la tumba del santo mas venerado del país.
Se forma un gran círculo y empiezan todos a cantar y a pegar palmas al ritmo de unas percusiones. Como un góspel al la islámica. Y entonces algunos de los derviches se meten dentro del círculo donde continúan los cánticos y las palmas, repentinamente empiezan a dar vueltas sobre si mismos como peonzas a gran velocidad (nada que ver con la parsimonia de los derviches turcos). Giran y giran hasta entrar en una especie de trance. Hay de todo, un derviche muy singular luce unas pieles con una estética muy tribal, rastas y una ametralladora de madera (en una frecuencia que no alcanzo a sintonizar), otros las túnicas blancas tradicionales, otros visten de verde. Da la sensación de que no hay ninguna norma, solo entrar en esa comunión colectiva. El espectáculo es hipnótico, absorvente y a la vez bestial.
Esto empieza a ser Africa de verdad.
Los turistas son bien recibidos, y pueden hacer fotos y grabar vídeos con total libertad. Me sorprende contar mas de una veintena además de mi.

MEROE

Desde Jartum me planteé el asalto a la legendaria capital de Meroe. A dos horas y media en autobús desde la ciudad es fácil abordarla en un daytrip.
Me interesé en la posibilidad de alquilar un coche todoterreno con conductor (asumiendo que el alquiler sin conductor es aun mas caro) para poder desviarme hasta Naqa y Mussawarat es Sufra de camino a Meroe; un par de asentamientos meroíticos con unos templos interesantes en medio del desierto a mas de 30 km de la carretera. Los 150 dólares, gasolina a parte me hicieron desistir y concentrarme allá donde se podía llegar con transporte público.
Así que me levanté muy temprano y me subí a un autobús que iba hacia Atbara.
A partir de la segunda hora y cuarto, no hay que quitarle el ojo a la ventanilla derecha del autobús. Llegado el debido momento veréis aparecer la silueta de las pirámides a un kilómetro de la carretera. Os deberéis levantar y repetidas veces decirle al sorprendido conductor que pare. No sufráis al final parará y os dejará bajar.
Desde la carretera deberéis caminar un kilómetro, y allí tendréis para vosotros solos un decorado de película de aventuras. Un conjunto de mas de 60 pirámides que emergen de las dunas repartidas en dos conjuntos separados medio kilómetro en una fantasía de sueño.
Un burro cazatesoros italiano que pasó por aquí el siglo pasado se dedico a decapitar (la palabra mas correcta en términos de geometría descriptiva sería truncar mas que decapitar) unas cuantas pirámides esperando encontrar no se qué.
Pese a los destrozos del burro, el lugar sigue siendo fascinante.
Las pirámides meroíticas algo mas tardías que las napatas conservan la misma inclinación de sus caras, pero muchas tienen además una entrada que reproduce el esquema del templo egipcio con una puerta central y dos pilonos a lado y lado, eso si a una escala humana. Algunos aun conservan sus relieves e inscripciones.

Me subo a una colina cercana desde donde contemplo el conjunto en su totalidad

Solo un par de camelleros que quieren ofrecerte un paseo en su camello rompen la soledad de la exploración por momentos.
Les explico que no necesito un camello para recorrer 500 metros, que necesito agua fría, que han de replantearse el modelo de negocio y pasarse a las bebidas frías.
Aunque llegué relativamente temprano, a las 8 y media de la mañana, a las 10.00 el sol ya está alto y la deshidratación es muy rápida y a la vez imperceptible ya que la rápida evaporación hace que la ropa permanezca seca.

A punto de irme aparecieron sobre los camellos una pareja y su hija. Les escuché hablar en castellano, así que los saludé. Habían venido en coche, y la hija (Ana Lucía) al enterarse de como había llegado hasta Meroe, muy amablemente se ofreció a devolverme hasta Jartum.
Vi las puertas del cielo, era eso o caminar el kilómetro y medio bajo un sol de justicia sin agua hasta la carretera a la espera de que algún autocar con plazas libres de camino a Jartum parase.
Frente a la entrada estaba aparcado un flamante Land Cruiser blanco con matrícula diplomática, con aire acondicionado, nevera y coca colas frías. El padre, personal de la embajada de un país europeo que no haré público (mi discrección y saber estar en estos casos obvió también la indiscreta pregunta sobre el cargo) estaba casado con una mujer de un país iberoamericano que tampoco difundiré y principalmente utilizaban el castellano en sus conversaciones.

Me acompañaron hasta la puerta de mi youth hostel en un gesto que espero poder corresponder en algún momento.

Y sí, en Jartum hay un Youth Hostel, muy agradable con un jardincito y en una de las mejores zonas de la capital, Khartum 2. Zona de embajadas y restaurantes de estandard internacional.
Las habitaciones para los occidentales, son a compartir, pero de dos o tres cámas. Tienen aire acondicionado. Y con un poco de suerte, puede que te quedes sin compañero de habitación y tengas la habitación entera a precio de cama.
Los baños son compartidos, y no están demasiado limpios pero por lo demás el sitio es barato (6 euros la cama) y te asegura una muy agradable estancia en Khartum.
Se encuentra junto a la embajada holandesa, pero para darle las indicaciones a los taxistas, la mejor referencia que podéis darles es el hotel Al Ahlam puerta con puerta.

El estiloso Tangerine se encontraba cerrado por reformas, pero podréis cenar de cojones como unos ministros bajo la luna creciente en el agradable jardín del Pattaya a unos 100 metros del hostel. Desde ensaladas griegas con queso feta griego de verdad y aceite de oliva, curris tailandeses, mezzes libaneses y buena pasta italiana. Y si queréis daros un capricho, en el OZone a unos 500 metros tenéis una deliciosas tartas y batidos de chocolate.

Que?…os pensabais que en Sudán solo encontraríais mujeres con burkas y puestos de shawarmas?

Pues ya veis que no.

MUSEO
En mi tercer día en Jartum, dediqué la mañana a tramitar un permiso que teóricamente es necesario para viajar por el sur, y las fronteras etíope y eritrea. Por la tarde decidí ir a ver el museo nacional, mas por matar el rato y por lo barato de la entrada (20 céntimos de euro) que por mis espectativas de lo que me iba a encontrar.
Y, oh sorpresa! que lo podríamos incluir entre los mejores museos arqueológicos del mundo. Evidentemente no es el egipcio, pero no tiene mucho que envidiarle al museo de las civilizaciones de Ankara, y a algún otro.

Además de la colección de piezas dela civilización Kerma, piezas procedentes de las excavaciones kusitas y meroíticas, algunas estatuas colosales de granito perfectamente dispuestas de manera cronológica, en la planta superior se encuentran los frescos de Farás. Farás fue una archidiocesis importantísima en la alta edad media, con una gran catedral. Se situaba no demasiado lejos de Wadi Haifa. La construcción de la gran presa de Asuán condenó a los vestigios de Farás a permanecer sumergidos. Afortunadamente se pudieron salvar todos los frescos que ahora pueden verse en el museo de Jartum. Contemporáneos al arte románico catalán esta galería no desmerece a la que tenemos en el MNAC.
Pero es que aún hay mas, en el jardín del museo se encuentran tres templos kusitas que también iban a quedar sumergidos y que se trasladaron pieza a pieza y se reconstruyeron aquí. El Metropólitan de Nueva York solo tiene uno.
En definitiva y pese a que el edificio contenedor construido con una correcta arquitectura racionalista muy de los años 60-70 ya da muestras de vejez y pese a que los tres templos meroíticos se encuentran protegidos por unas estructurs de acero y cristal bastante aparatosas y poco agraciadas, si nos ceñimos a la colección y al precio de la entrada diría que esta es la visita obligada de Jartum, junto a la ceremonia de los derviches y la confluencia de los dos Nilos.

LOS NUMERALES INGLESES EN SUDAN

En Sudán hay poca gente que hable inglés. Te pueden decir “good mornin” a las 7 de la tarde y lo del “before/after” tampoco lo controlan demasiado.
Ahora con los numerales tienen una cosa muy divertida que viene de arabizar las decenas.

Así para un sudanés thirteen no es trece sino treinta, fourteen no es catorce sino cuarenta. Esto tiene su razón de ser. En el árabe la terminación “een” se utiliza en las decenas. Así talat-een es treinta, arb-een cuarenta, ham-seen cincuenta.
Tenedlo en cuenta si no os sabéis los numerales en árabe porque de 15 a 50 sdp en una carrera de taxi hay 3 euros y medio de diferencia.

COMO PEDIRLE AL CONDUCTOR DE UN BUS QUE PARE PARA BAJARSE

Otra de las cosas que me ha hecho cierta gracia en Sudán es la manera en la que la gente se comunica con el conductor de un autobús para solicitarle parada.
El procedimiento consiste en un chasquido de dedos acompañado por la vocalización de un “tchsk”. No se articulan ni intercambian ni una sola palabra.

Una respuesta to “ETAPA 6: JARTUM Y EL DAYTRIP A MEROE”

  1. Me encantaria visitar el antiguo reino de Meroe…tiene que ser alucinante visitar un lugar tan valioso sin apenas turistas. Sorprende muchisimo que es posible hacerlo en un daytrip desde la capital y que las carreteras esten en tan buen de estado. Saludos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: