ETAPA 1 EL CAIRO

La ruta overland hacia el corazón de Africa debería haber comenzado en la ciudad portuaria de Roseta (o Raschid, como se llama aquí), donde el Nilo va a encontrarse con el Mediterraneo en uno de sus múltiples ramales que se dispersan por el delta.

Pero como Roseta tampoco tiene mucho que ver mas que tres o cuatro fachadas de casas del periodo otomano decidí dar ese día al Cairo que tiene mas consistencia.

Así que comencé el viaje donde me dejó mi avión, en la descomunal ciudad del Cairo.

Una ciudad que conozco bien y que me encanta, pero que en esta ocasión ha servido mas como un lugar de gestiones y papaleos como la tramitación del visado de Etiopía o la compra de los billetes de tren.

Una ciudad que marcó también el final de mi viaje de la Ruta de la Seda en el 2008 y que de alguna manera conecta ambos viajes.

En estos diez primeros días conté con la compañía de la habibi (quetida), así que naturalmente fuimos a ver lo que todo el mundo viene a ver (joder! me estoy volviendo Cospedal por momentos con esta horrorosa narrativa, a ver si unas lineas mas abajo me inspiro un poco mas).

Bueno, pues eso, tras el primer día perdido de papeleos fuimos a las pirámides; al-haram como le dicen ellos (no le digáis piramids a un taxista, no os entenderá).

La única de las 7 maravillas de la antiguedad que aun goza de buena salud (y además la mas vieja de ellas), el conjunto funerario de tres grandes faraones del imperio antiguo y sus mujeres y descendientes. Decir imperio antiguo es decir 4.000 años de antigüedad y casi mil años anterior a todo lo que se encuentra mas al sur a partir de El Amarna.

A diferencia de el imperio nuevo donde la tumba se trataba de ocultar para preservar los tesoros del alcance de los saqueadores y lo visible era el templo funerario donde se realizaban todas las ceremonias de momificación y transición a la nueva vida; en el imperio antiguo la pieza que toma protagonismo es la tumba en si, quedando el templo funerario muy relegado a segundo plano.

Y la tumba en este caso queda enterrada bajo una pirámide que en el mayor de los casos rozó los 150 metros de altura. Discreción la justa.

La megalomanía faraónica llevaba a destinar ingentes cantidades de dinero y recursos estatales para tales empresas, sin embargo parece ser que ni con esas el estado quebraba. Aunque tras Keops y Kefren, parece que Mikerinos aflojó un poco y estimó que no era necesario tanto, a juzgar por las dimensiones sensiblemente menores de su pirámide.

Las hay mas antiguas y no tan altas como la de Saqqara o las de Dahsur a unos kilómetros al sur del cairo (ved Ultimo Bazar 2008) https://ultimobazar.wordpress.com/2009/12/25/el-cairo-piramides-muchas/

La histeria (apocalíptica) post primaveral árabe (y supongo que las acciones del Isis en Síria e Irak) han hecho polvo la industria turística egipcia. Eso lo ves nada mas llegar a la taquilla. En efecto, no hay cola, no hay nadie.

Una vez retiras tu entrada y pasas el control de seguridad continúas constatando esa realidad con la legión de falsos guías, camelleros, caballeros (horse riders) y demás buscavidas que antes se disolvían entre la maraña de visitantes y que ahora te has de comer uno tras otro ya que si antes la proporción era uno a uno, ahora es 300 camelleros a 1 turista.

La cosa tiene su lado bueno naturalmente, y es que el centenar de visitantes (la mayoría egipcios) disueltos por la esplanada hace que puedas experimentar la esfinge sin agobios y las pirámides casi en soledad. Sobretodo a la que te alejas unos metros de las dos mas grandes.

Y ya no os cuento si avanzáis unos 400 metros en dirección suroeste desde la pirámide de Mikerinos hasta un pequeño montículo donde se divisa el conjunto en un alineamiento magnífico que permite apreciar la idéntica inclinación de las caras de las 9 pirámides.

Allí ya nadie vendrá a daros la tabarra.

Curiosamente los horse y camel riders suelen escoger otros viewpoints mucho mas mediocres, además de que no deja de ser bastante ridículo subirse a un camello o un caballo para avanzar medio kilómetro.

Si no os levantáis muy temprano y os gusta entreteneros por el conjunto de ruinas, mastabas (pequeños monumentos funerarios trapezoidales predecesores de las pirámides), cimientos y templos funerarios; se os iran facilmente 3 horas por el lugar y teniendo en cuenta que todo cierra a las 5 de la tarde, habréis consumido el día.

Madrugando y con un transporte privado se pueden visitar también las pirámides Saqqara o Dahsur en el mismo día.

Nos quedaba un segundo día y el museo egipcio era un obligado para Carol, así que invertimos la mañana en un breve paseo por un pequeño sector del Cairo Islámico

(Vease también capítulo islámic cairo Ultimo Bazar 2008. https://ultimobazar.wordpress.com/2009/12/25/el-cairo-piramides-muchas/ ), repartido por la ciudadela de Saladino, la mezquita otomana y el complejo del Sultan Hassan.

Niños, no intentéis ver el Cairo islámico en medio día. Con sus mas de 800 lugares catalogados de los periodos fatimida, sasanida, mameluco, otomano la ciudad vieja del Cairo (no debe confundirse con Old Cairo, la zona de las iglesias coptas) es un impresionante laberinto de bazares, palacios, mezquitas, madrasas, minaretes que se extiende a lo largo de 12 kilómetros paralelamente a la descomunal ciudad de los muertos (un cementerio que tiene una extensión mayor al Eixample, repleto de tumbas y mezquitas de gran valor artístico)

Tras la visita al decadente pero a la vez espectacular museo egipcio nos fuimos a khan el khalili para tomar un te y a la estación de Ramses II para salir en un tren nocturno hacia Luxor.

La situación en el Cairo y Midan Tahir.

La situación en el Cairo en estos momentos es de absoluta normalidad, salvo por la anormal ausencia de turistas en zonas otrora atestadas como Khan el Khalili, las pirámides o los alrededores del Museo Egipcio.

En la plaza Tahir donde tuvieron lugar las protestas y la posterior represión de la primavera árabe hay un gran dispositivo militar/policial que incluye tanquetas y alambradas que pueden causar cierta intimidación a la hora de visitar el museo. El dispositivo tiene la finalidad de impedir nuevas concentraciones en la plaza. El visitante puede moverse con total normalidad sin dar explicaciones a nadie.

Tramitación visado Etiopía: Hay que dirigirse al barrio de Doqqu en Giza. El consulado cambió su ubicación respecto de la marcada en la Lonely Planet 2008. Ahora se encuentra en sharia ibn el Ghazali que es una calle menor. Deberéis preguntar por sharia el Mossadaq que es el eje principal que la corta. Horario de admisión de documentos de 9 a 13. Yo llegué a las 3 y media y pude dejar el pasaporte y la solicitud. Solo realizan visados para llegadas overland (por tierra). Si tenéis previsto llegar en avión os emplazarán a hacerla on arrival en el aeropuerto.

Coste para spanish passport holders, 30 usd (no aceptan euro ni egiptian pounds) para 3 meses y una entrada. 20 usd para un mes de duración. Alerta, la duración comienza a contar desde la fecha de emisión de visado, no de la fecha de entrada.

Se deja la documentación y el visado se puede recoger al día siguiente.

Tramitación visado Sudán: Recomiendo encarecidamente hacerlo en Asuán. Cuesta la mitad (50 usd), y no has de presentar carta de recomendación de tu embajada.

Fotos a la llegada, que es un suplicio subirlas con una tablet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: