BHUBANESHWAR

 

La capital del estado de Orissa (definida por el Gran Jorge Reverter como de género horrible) en efecto es del género horrible.

 

Mi llegada a la ciudad no podía ser mas desalentadora, unos amenazadores nubarrones me recibían después de unas terribles dos horas y pico un el microbus que venia de Koranak con mas de 100 personas (en un bus con 22 asientos), con unas condiciones de calor y humedad similares (sin exagerar) a las de una sauna pero agravadas por la presión de 100 cuerpos embutidos con calzador. Si allí dentro hubiésemos metido una roca sedimentaria, seguramente habría experimentado un metamorfismo al llegar a Bhubaneshwar convertida en un bonito mármol.

 

El microbús me dejó en mitad de la nada, donde un pirata motorizado me pide 200 rupias por llevarme al centro, lo miro con cara de desprecio y no le digo ni una palabra y me voy…le hago un gesto de que se aparte de mi vista (la sonrisa en el regateo no debe perderse nunca cuando las pretensiones iniciales son realistas, cuando de entrada te insultan con la oferta, yo me lo tomo como una ofensa).

 

Finalmente doy con un motorista legal que me pide 60 rs que se quedan en 40.

 

En la plaza Kalpana (zona de hoteles económicos) no hay habitaciones, las non AC estan todas ocupadas, las Ac comienzan a partir de las 1.000 rupias. 1.000 rupias en un establecimiento roñoso, cutre, en el que no han cambiado una sabana desde la tercera reencarnación de Vishnú, un antro decrépito por el que yo en 2007 venía pagando 300 rupias.

 

Tras mirar en varios sitios sin suerte, regreso a donde me pidieron 1.000 rupias, me encuentro con un borde y cortante “the room is not available” (sin el sorry sir). Le digo al recepcionista que por favor sonría, que a los clientes se les sonríe, y que si en India no aprenden a ser educados con los clientes, no saldrán nunca del cuarto mundo.

 

Al final acabo en el Pushmak, al menos el recepcionista es educado, a la entrada un seguridad te hace un saludo marcial, en la habitación hay un equipo de aire acondicionado que no es de 1969, el suelo es de porcelánico blanco limpio, la ducha tiene agua caliente y sale a una presión adecuada, el desayuno está incluido y la habitación tiene wifi. Ya que la broma va a salir cara (1.500 rs), al menos que te den algo por lo que pagas. El check out 24 horas me viene de perlas para enlazar con el tren nocturno y darme una duchita antes y poder chatear un poco con la nueva colaboradora del último bazar.

 

SI, primicia mundial, muy pronto habrán novedades en el último bazar.

 

Y ahora muchos os estareis preguntando que cual es el motivo para venir a Bhubaneshwar, yo mismo también me lo preguntaba la tarde-noche que llegué; cuando ví el rango de precios de las habitaciones, de hecho estuve a un paso de volverme a Puri.

 

Bueno en Bhubaneshwar hay una de las colecciones de templos mas impresionantes de toda India, es el Kajuraho, el Hampi del este. La diferencia respecto a las otras dos, es que estos templos están en una asfixiante ciudad india de mas de un millón de habitantes; y los otros están en agradables aldeas que viven exclusivamente para el turismo.

 

Los templos de Orissa tienen una característica propia en el diseño de sus vijaras, una geometría agbarica (parecida a la torre agbar) y rematadas por una especie de enorme turbante. En Bhuba hay mas de 30 templos casi todos concentrados al sur de la ciudad en las proximidades de un agradable estanque. Pese a su antigüedad (todos ellos datan de los siglos VII a XIII) casi todos presentan un estado de conservación impecable y muchos de ellos están aun en uso y siguen consagrados al culto.

 

El mayor de todos ellos, el Lindaraja es una de las estructuras mas impresionantes que pueden admirarse en India, pero desgraciadamente para los que no nacimos en India, el acceso lo tenemos vetado; oficialmente los no hindúes tienen vetado el acceso; la realidad es que los no hindúes y los no indios lo tenemos vetado.

 

Un mirador construido por los ingleses permite asomar la cabeza por encima del muro perimetral y admirar todo el conjunto. Desde el templo vecino, es posible encaramarse al muro perimetral y obtener una visión mas dinámica y no tan estática al tiempo que caminas haciendo equilibrios por lo alto del muro.

 

Si con eso no habéis tenido suficiente, descubrí para vosotros otros dos lugares desde donde poder tomar vuestras instantáneas. (Ya conocéis lo que dicen las Lonelis, ahora os contaremos la verdad). Por la mañana tendréis buena iluminación frontal de la fachada este desde la azotea de una humilde guest house para peregrinos que os pedirá 50 rupias por abriros la azotea. El precio es correcto. Para luz de tarde en el lado oeste del templo hay un decrépito y escalofriante hospital público que, cuando ves con tus ojos te hace tomar consciencia de lo afortunado que has sido por haber nacido en el primer mundo. El acceso al terrado del hospital por una rampa es totalmente libre, y desde allí puedes ver las decenas de vijaras que rodean a la principal resplandeciendo con los últimos rayos de luz de la tarde.

 

Si la vijara del Lindaraja con 50 metros ya es colosal, es interesante imaginar lo que debieron ser los 92 metros de Koranak.

 

El resto de templos están abiertos al público y solo en uno de ellos (curiosamente no uno de los mas bonitos) se pagan 100 rupias de entrada. El resto son de entrada libre y ´la única obligación consiste en descalzarse antes de entrar. Casi todos ellos se pueden recorrer a pie, ya que distan pocas decenas de metros unos de otros.

 

Quizás después del Lindaraja, el que mas me gustó es el de Brameshwara que es el mas alejado del centro. No deja de ser una replica en miniatura del anterior.

 

Si termináis vuestra visita con el Brameshvara y aun os sobra tiempo, a 10 kilómetros de allí (en esa salida de la ciudad), en la cercana aldea de Hirupur hay un originalísimo templo circular a cielo abierto consagrado a Yogini que merece gastar las 180 rs que os pedira el autoerickshaw por llevaros y traeros.

 

Allí mas de 60 deidades dispuestas en nichos a lo largo de todo el intrados del muro perimetral observaran como recorreis el santuario principal.

 

Hacia el lado norte, a unos 7 km de Bhuba, las cuevas de Udaigiry y Kandagiry tamben son de visita obligada, sobretodo si no conoceis Ellora, Ajanta, Ellora, Badami, Mahabalipuram u otros grupos de cuevas. A mi me gustaron mucho aun habiendo visitado las que mencioné anteriormente. La mas espectacular de todas y la mas apartada, la cueva número 1.

 

Desde lo alto de la ciolina vecina donde hay 11 cuevas mas (Kandagiry) se tiene una vista impresionante de Uidagiry con los campos y la ciudad en el horizonte.

Una respuesta to “BHUBANESHWAR”

  1. Dulcinea Says:

    Novedades en el ultimo Bazar? uyuyyyuyyyyyyy a ver si pronto vamos a ver Germancitos por aqui escribiendo

    una abraçada campió!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: