episodio 16. HO CHI MINH CITY EL DELTA Y TODO LO DEMAS

Veramente llevaba cierto retraso en lo que contaba, mas o menos una semana o así; el caso es que tampoco me estaban pasando cosas demasiado interesantes que fuesen dignas de contarse con una entrada espectacular.

Así que como dentro de un par de horas doy el salto a Camboya, voy a liquidar esto con una entrada a lo grandes exitos…es decir en formato resum-style.

Me costó salir de Hoi An, la verdad es que allí se estaba a gusto; tras cuatro dias allí finalmente me fui a Nha Trang a buscar mas playa. La llamada playa mas bonita de Vietnam no dejaba de ser un LLoret de Mar lleno de rusos y establecimientos para rusos, discotecas y una playa bastante mas sucia que la Playa de China (Hoi An-Danang). Un día fue mas que suficiente para mover el culo; como no me apeteció bañarme en ese agua tan sucia me fui a unos hot springs en las afueras donde por un modico precio puedes meterte en una relajante bañera llena de barro caliente y despues disfrutar de varias piscinas con aguas termales y una piescina a temperatura ambiente. Tambiñen visité unos templos Cham muy bien restaurad9os que a mi criterio es lo único que justifica parar aquí a no ser que quieras mucha fiesta nocturna.

De Nha Trang a Ho chi Minh merece la pena parar en Phang Rang donde hay otros templos cham en un estado de conservación impecables de ladrillo rojo en lo alto de una colina. Puedes salir en el expreso de la reunificación de la mañana bajar en la vecina Cham Thop (la estación está al lado del grupo principal de torres cham) intentar hacerte entender con las chicas de la estación para que te guarden el equipaje (no hay consigna), visitar las ruinas y darte un baño en la playa y continuar el viaje a ciudad de Ho Chi Minh (Saigón) en el expreso de la reunificación de la noche, para llegar a la capital del sur a las 4.30 de la mañana. Eso hice yo.

Me salté Mui Ne, ya que 4 de 4 viajeros que me encontré me dijeron que era muy turistica, que se necesitaba moto para hacer cualquier cosa, que las dunas estaban lejos y que la playa tampoco mataba mucho…pues vale, mi gozo en un pozo.

Ho Chi Minh city no tiene quizas los lagos de Hanoi ni sus casas coloniales; pero es igual de dinámica, vibrante y surestasiatica que su vecina del norte. Y también tiene su calle de mochileros junto a un alargado y estrecho central park donde el metro noventa de estatura, el pelo rubio y los ojos azules se imponen al metro cuarenta, el pelo lacio negro y los ojos de chino. En efecto alli hay mas nordicos y alemanes que vietnamitas.

Sin grandes monumentos, se puede perder el tiempo en algún café, callejeando por distintos barrios o viendo lo que era la residencia del presidente de Vietnam del Sur antes de que el  Vietcong lo echara a patadas de allí. Que grandes son esos momentos en los que un sátrapa inepto e inútil títere de EEUU es pisoteado por todo un  pueblo que ha tenido que padecerlo.

Otra visita obligada es el museo de los recuerdos de guerra aunque puede herir sensibilidades.

Para acabar la tarde recomiendo subir a la azotea del Sheraton Saigón con la camiseta sudada de haber estado pateando la ciudad, hecho un guarro y cogerse una mesa junto al antepecho de la barandilla, recibir un servicio de hotel de 5 estrellas y romarte el coctel de la tarde que como es happy hour te da derecho a otro.

La vista de Saigón es espectacular, y dos cocteles dan hasta que anochece. De acuerdo, son 10 dólares; pero dos cockteles (de los buenos) en el mejor mirador de la ciudad, teniendo en cuenta que muchos observatorios de otras ciudades te cobran 10 dólares (Jinmao Tower) solo por subir sin derecho a un vaso de agua a mi me parecen un buen negocio.

Y es que a uno también le gusta que de vez en cuando un tipo con levita le abra la puerta de la entrada. Que cojones.

Ya mas adelante, ya llegarán los tiempos en los que también me quede a dormir; todo se andará…pero vayamos poco a poco.

EL DELTA

Al sur de Saigón el rio Mekong se encuentra con el mar en una enorme red de arterias, venas y capilares que reparten el caudal del rio por una vasta extensión de territorio en la que viven mas de 20.000.000 de vietnamitas.

Arro9zales y exuberantes plantaciones de frutas tropicales, cocoteros y frondosa vegetación tropical hacen de la zona una imaginaria recreación del jardín del edén. En algunas partes del río como en Can Tho aún quedan mercados flotantes donde la gente intercambia sus productosw en sus barcas.

Por segunda vez en el viaje me acoplé a uno de sos tours de mochileros. Dos días y una noche por 20 dólares esta vez si que eran un buen negocio. Allí me hice amigo de una pareja de chilenos, una chica inglesa, y una suiza que yo creo que acababa de cumplir la mayoría de edad. Fácil y sin preocuparse de nada.

No regresé a Saigón, me separé del grupo en Can Tho para lelgar a Ha Tien desde donde me disponía saltar a la isla de Phu Cuoc para gastar mis últimos 5 días en Vietnam en una playa. Pero el tiempo volvía a tener muchas ganas de joder, una cataclísmica tormenta tropical de dimensiones bíblicas nostradámicas casi inunda mi habitación. Al día siguiente el día gris, lluvioso, tormentoso hizo que tomara la determinación de quedarme en tierra. La playa con lluvia no me interesa.

Así que he adelantado mis planes y este excedente de 5 días que me sobran los repartiré entre Sihanukville, Angkor y Bangkok.

EPILOGO VIETNAM

Un pais perfecto para iniciarse en sureste asiatico y en mochilerismo. Por ejemplo ideal para mi prima que se va con su pareja y unos amigos este año.

Muy fácil de viajar si te vas moviendo en los grupos de backpackers con los open buses. Ambiente muy juvenil, buena comida, buenas playas, y bonitos paisajes. Exotismo.

Pero un país que en mi opinión se tiene que descubrir a los 20-30 años y no a los 39 después de haber visitado todo el resto del sureste asiático y toda China. Como con Australia, el país me ha gustado; pero es un país al que dudo mucho que vuelva. Cuando todo está tan organizado y cuando tratar de moverte por tu cuenta implica un agotador esfuerzo y una lucha titánica por pagar algo parecido a un precio justo yo me aburro. Viajar en grupos organizados (aunque sean de mochileros) también me aburre (porque al fin y al cabo de eso se trata de viajes organizados con la visita a la tienda de artesanias, a la granja de produccion de caramelos de coco, al tallador de madera de turno….

Objetivamente creo que Vietnam es un destino muy sobrevalorado y en una lucha contra sus vecinos en terrenos por separado perdería la batalla siempre:

Gente: cualquier habitante del sureste aasiático es mas legal que un vietnamita; los birmanos a años luz.

Paisajes: China aplasta de manera demoledora a Vietnam, nada de loq ue pueda verse aquí no puede verse mas y mejor en China (quizás con la excepción d ela bahia de Halong)

Playas: Tailandia e Indonesia aplastan sin piedad a las playas vietnamitas bastante discretas (digan lo que digan los entusiastas escritores de la lonely).

Arqueología: Angkor no admite comparaciones. Los templos chamm son poco al lado de lugares como Angkor, Bagan, Borobudur, Prambaanan, Sukhothai, Ayuttaya.

Ciudades históricas: Aunque Hoi An es una delicia, Luang Prabang, Malaca, Lijiang, tienen mas que ofrecer.

Grandes ciudades: Bangkok, Hong Kong, Shanghai ganan la partida a Hanoi y Ho Chi minh.

Monumentos: Poco puede hacer hue al lado de argumentos como la pagoda Swe dagon, el palacio real de Bangkok, el buda de Leshan, las grutas de Mogao o la estupa de Borobudur.

Countryside: el exceso de motos y ciclomotores en todos lados destroza cualquier esperanza de encontrar agradables entornos rurales como los de Laos o Birmania (quizás con la excepción de Sapa que yo me salté).

Gastronomía: uno de los puntos fuertes, buena y sin ser picante como en los vecinos India, Tailandia o China. Pero cara y escasa. Los tiempos han cambiado y eso de comer por un par de dólares es algo del pasado. Las raciones suelen ser escasas (especielmente en las comidas incluidas en los tours. pero también en los restaurantes), y es preciso pedir dos platos principales para quedar satisfecho (eso implica a gastar mas 300.000 dong al día mínimo en comer). En muchos mercados intentan tangarte por ser turista y prefieren perder la venta a darte un precio realista, por tanto es preferible evitarlos. Es la primera vez que digo esto de un país. Evítense los mercados en ciudades turisticas, es estúpido pagar lo mismo que pagarias en un restaurante con un servicio y unas comodidades. Creo que hay mucho turista alternativo haciendo el primaveras pagando 2-3 dolares por un pho en un mercadito cuando seguro que un vietnamita no paga ni medio dolar. Hechas estas consideraciones gastronómicas, no sería nada descabellado cambiarle el nombre al país y llamarlo Dietnam.

Tras estas conclusiones, una reflexión: A veces el turismo de masas como producto de consumo magnifica determinados destinos de moda (Vietnam, Mongolia) quizás solo por que el nombre del país suena bien, es melódico, tiene pegada. E injustamente ignora otros destinos que son mucho mas interesantes.

En definitiva un país bonito, perfecto para perder la virginidad en Asia, pero que sabe a poco si tienes kilómetros a tus espaldas.

10 comentarios to “episodio 16. HO CHI MINH CITY EL DELTA Y TODO LO DEMAS”

  1. LLuis Says:

    100% d’acord amb tu, Vietnam estava bé fa uns anys (molts) però ha perdut la major part del seu encant.
    Que gaudeixis de Cambodja!!

    Una abraçada.

  2. Trini Says:

    Que pena que haya cambiado tanto Vietnam, hace 13 años era una delicia porque había turismo pero no en demasía. Estoy de acuerdo contigo que Na Trang no tiene nada de interés, y eso que entonces no había rusos….
    Un beso

    • German Says:

      Los paises cambian…eso es inevitable.
      Y otra cosa que empieza a pasar y que hace 10 años era impensable es el fenómeno del veraneo local.

      Hasta en Camboya hay que empezar a intentar evitar playa en fines de semana. Hace 10 años nunca se me hubiera pasado por la cabeza mirar el dia de la semana para ir a una playa. Ahora la clase media coge el coche y se va a la costa o hacer turismo en Vietnam, Malasia, Camboya…los precios suben en fin de semana y las playas se llenan.
      así los fines de semana es interesante cuadrarlos con las grandes ciudades.

      El mundo cambia…egoistamente es una pena; pero eso es una buena señal de que las economías de estos paises crecen; así que por otro lado me alegro.

  3. “en mi opinión se tiene que descubrir a los 20-30 años y no a los 39 después de haber visitado todo el resto del sureste asiático y toda China”

    Pense exactamente lo mismo y agrego debe ser el primero que se visite de Asia, tiene un poco de todo pero nada a lo bestia como China o como las playas de Tai/Indonesia o la Bahia de Phang Nga …

    Disfruta de Camboya y sobre todo de l@s camboyan@s !!!

  4. jordiA+ Says:

    tomamos nota de tus reflexiones!
    neng…que som campions de lliga!
    congratulations!

  5. Botitas Says:

    Interesantes opiniones, con muchas estoy de acuerdo, gracias por hacerme pasar una media tarde entretenida. Por cierto, en mi opinión lo mejor de Vietnam (como de casi todo el mundo) está alejado de las rutas turísticas … allí donde habitan los vietnamitas. Disfruta de Angkor, sin duda impresiona.

    • German Says:

      Hombre el legendario botitas del foro, que sorpresa verte por aquí.
      Seguramente si, y es cierto que a la que te sales de las rutas de los open buses, no ves un extrangero ni por equivocación (Phang Rung, Ha Tien). Pero aun así, también te quieren sacar el máximo dinero que pueden.
      Cruzar a Camboya es un cambio tan radical como cruzar de Algeciras a Tanger.
      Hay mucha menos gente; Vietnam está demasiado densamente poblado; con lo que ello conlleva en número de ciclomotores. El tráfico, los millones de ciclomotores y la necesidad de los vietnamitas por llegar con la moto hasta la misma cocina o la taza del water sin dar un solo paso, creo que en el fondo es lo que me ha cansado mas.
      Me dijeron que en Saigón viven 8 millones y que hay 6 millones de motos.

      Angkor allà vamos….

  6. Abdelkrim Says:

    ¿Cóctel al atardecer en la terraza del Sheraton? xD
    Te estás aburguesando, Germán…. Eso está bien, a todos nos ha pasado.
    A propósito, he estado en Svanetia. Impresionante, aunque es posible que no permanezca virgen mucho tiempo, transformarlo y sacar tajada se va a convertir en una tentación irresistible de aquí a unos años.
    Suerte y feliz viaje!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: