PASAR LA NOCHE EN UN VAGON BORREGUERO CHINO

En la vida de todo viajero occidental puede decirse que hay un antes y un después de haber viajado una noche entera en un vagón borreguero chino.

La cara que se me quedó el pasado viernes por la mañana cuando la chica de la taquilla me dijo “meio ying wo, meio ruon wo” era todo un poema, y resumía lo que se me avecinaba.

Había escuchado historias de upgrades que podían hacerse en el mismo tren si había habido alguna anulación; así que compré esperando que Dios proveyera.

Los que habéis viajado por China usando sus trenes, habréis comprobado lo divertido que resulta pasear por esos vagones en busca del bar, sabiéndote cómodamente instalado en tu vagón de literas donde tienes una litera enterita esperándote.
Un poco como cuando los ricos aristócratas que viajaban en el Titánic se dejaban ver por la zona de los inmigrantes irlandeses.

Incluso, también puede resultar una experiencia divertida y recomendable viajar en esta clase ordinaria un trayecto corto de 3-4 horas de día..

Otro tema distinto es hacerlo una noche entera.

Para los que no hayáis viajado por China os haré un breve resumen.

A un lado del pasillo hay una fila de tres asientos y a la otra una de dos. Los asientos se disponen siempre enfrentados, con una mesa entremedio y con escaso espacio para colocar tus piernas que continuamente entran en conflicto con las del chino que se sienta en frente. Por supuesto no son reclinables y la posición de tu espalda es erguida como una escoba. El acolchado es de estos que a los 10 minutos te estas acordando del tapicero.

Pero lo que los hace realmente especiales (y ahora alguien me llamará clasista) son los usuarios.
En general chinos del ámbito rural que arrastran voluptuosos fardos y enormes bolsas de comida.

Por la noche, el ambiente se ha adecuado con un selecto aroma mezcla. Mezcla de los efluvios procedentes de la fermentación de bacterias en los calcetines baratos sintéticos chinos (les encanta descalzarse), con humo de tabaco y aromas procedentes de los baños cuyas puertas siempre permanecen abiertas.
También toma cierto protagonismo el cubo de fideos deshidratado que también emite un olor muy característico.

Cuando subí al tren me acerqué al mostrador de la encargada de las clases. Una lista de espera de 72 personas delante mío y un no seco, cortante y antipático de cojones confirmó todos mis temores.

Me esperaba una eterna noche de 10 horas en un vagón borreguero. Una noche a la altura de la furgo de las sandías kirguiza, o del bus a Ngpali en Birmania.

Lo primero que pude constatar es la asombrosa capacidad de adaptación del cuerpo humano, Dormir, te duermes, y se te queda la boca abierta, y seguro que hasta puedes llegar a babear.
Dormir sí, puede que algo; pero descansar, nada en absoluto.

Cuando comenzaba a amanecer después de haberte despertado 15 o 20 veces entre cabezadas de minutos, te sientes cansado, sucio, pegajoso, desaliñado, de mala uva, con pocas ganas de bromas, con hambre, despeinado, con ganas de mear, ves a los chinos que te rodean con malos ojos, como un enemigo hostil, y entonces como el acto de la mayor y refinada broma de mal gusto los responsables del hilo musical del tren te meten a todo volumen la melodía de “moon river”…y logran así despertar toda tu mala leche y tu lado mas violento que desconocías.

Gran Lou Lan, bienaventurado por no haber pasado por esto.

Por suerte, el sitio al que me trajo el tren me hizo olvidar muy pronto el viajecito…

7 comentarios to “PASAR LA NOCHE EN UN VAGON BORREGUERO CHINO”

  1. David Says:

    Buenas Germán:
    Hace tiempo que te leo, incluso en el foro de geoplaneta🙂, pero creo que no había escrito nunca… En el 2009 hice un viaje parecido al tuyo pero a la inversa, incluyendo Singapur-Bulgaria por tierra, y me tocó un viaje Xian-Turpan en susodicho vagón. Solo añadir, que cuando bajé en Turpan, tenía los tobillos como el Bibendum…

    Saludos,

    David

    P.S.: Si tienes contador de visitas, soy el que te visita desde KZ🙂

    • German Says:

      Eres mi idolo…eso me suena a mas de 24 horas………ufff….

      Saludos….y recuerdos a los kazakos, puede ser que pase por allí en unos meses….

  2. Se m’han caigut llàgrimes de riure jajajajaja JO VULL ANAR A XINAAAA!!!! And of course, vull anar a un tren borregueroooooo, (bueeeno, només 3-4 hores😉 )

    • German Says:

      Destinació recomenada pel gran iconoclasta…tot i que te molts detractors….un cop a la vida s´ha d´anar….i o t´agarada el rollito o no t´agrada gens, passa una mica com a la India.

  3. Ba, aixo no es res, jo em vaig patejar un mes per Xina en “hard seat”, a veure qui em guanya a massoca!!! va, vinga!!!!

    • German Says:

      Jo noia, que no vas descobrir els aventatges de la hard sleeper?

      De dia jo tambè he viatjat molt sovint en aqjuets vagons i sense seient assignat. Pero això, trams curtets de 4-5 horetes….

      Mai havia tingut problemes per trobar llit comprant el mateix dia, tret de la linea aquesta que travessa Fujian, pot ser perque nomès hi ha un tren al dia.

  4. Si, es el que he fet en altres paisos, mes que res, el meu company de viatge a la Xina, que te problemes de mobilitat i li anava malament per les lliteres. Viatjar amb mobilitat reduida es mes problematic, pero molt valent per part seva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: