EPISODE 4: LIJIANG

Lijiang es una de esas perlas con las que China recompensa al viajero. Enclavada bajo la imponente presencia de la colosal mole del ShueShan con sus nieves perpetuas y sus casi 5.500 metros, y que es visible desde muchas de sus calles; Lijiang ha conservado un centro antiguo maravilloso, de callecitas tortuosas y tazado laberíntico, recorridas por canales, acequias y puentes milenarios. A 2.500 metros de altitud el sol brillaba con fuerza aunque las nubes de alta montaña abrazaban con excesivo cariño la montaña dejando visible la cima durante efímeros instantes.
Las construcciones tradicionales de dos alturas estructuradas en torno a unos preciosos patios se han sobrepuesto a decenas de terremotos habituales en esta zona residual de encuentro entre las placas india y asiática.
La estructura de madera de las casas absorbe con eficacia los movimientos estructurales.
Muchas de estas casas se han reconvertido en guest houses donde uno podría pasarse semanas.

Una colina próxima ofrece una inolvidable vista de los centenares de tejaditos de la ciudad vieja.
Dos kilómetros al norte hay un delicioso parque con un estanque de aguas oscuras que refleja un templete y un puente tradicional con la silueta del Shueshan recortando el horizonte, en una de las escenas mas fotografiadas de toda China.

Lijiang es naturalmente una ciudad Patrimonio de la humanidad; y seguramente la mas bonita de toda China, desbancando a Pingyao.

Lijiang es también la capital de la minoría Naxi, caracterizada por su indumentaria azul.
cada tarde puede verse en la plaza mayor una especie de baile tradicional muy influenciado por la sardana.

Y, pese a que los visitantes extranjeros somos muy escasos; no es el caso de los visitantes chinos que abarrotan sus calles por la tarde, al regreso de las excursiones. La calle principal que sigue el curso del canal principal se ha convertido en una mezcla de Khao San-Lloret de Mar en versión china, repleta de estruendosas discotecas, clubs, restaurantes, donde gogos chinas y cantantes hacen sus demostraciones a los cientos de turistas chinos que pasean con sus sombreros de cowboy.

Un pequeño (para mi insignificante) peaje por el que hay que pasar….y a veces divertirse con los chinos puede tener su punto.
La ventaja de los chinos es que todos siguen un horario bastante establecido, así que si madrugas un poco o te acuestas el último; Lijiang es toda tuya.

Lijiang además de justificar una visita por si misma, ofrece una serie de excursiones en sus alrededores que pueden dar de si para varias semanas. La zona de los tres ríos paralelos que nacen en Tíbet y peinan Yunnan en una estrecha franja y en paralelo hasta separarse (Irawadi, Mekong, Yantse), la espectacular garganta del salto del tigre, diferentes áreas protegidas, monasterios budistas y aldeas naxis como Baisha en la que un octogenario doctor herbolista me dió recuerdos para los amigos de viatgeadictes.

Novedad, ya hay un tren nocturno que hace la ruta Lijiang-kunming en unas 8 horas; así que ya se puede prescindir de esos disparatados y temerarios sleeper buses que antes eran la única opción.

El trayecto nocturno nos hizo ganar un día en Kunming que (bajo mi punto de vista) malgastamos en la muestra Internacional de Horticultura de Kunming. Una especie de extraña expo universal dedicada a la horticultura en la que diversos países habían montado su propio pabellón (en versión pobretona y cutre de una expo universal) y de entre los que destacaba por encima de todos por lo estruendoso de la megafonía, el pabellón de España, que con un repetitivo pasodoble proclamado a cuatro vientos martirizaba a todos los pabellones vecinos.
Al entrar en el pabellón uno podía esperar encontrar una muestra de productos ibéricos como un surtidito de embutidos, unos pinchos de tortilla, un riojita…pero no; todo lo que estaba a la venta eran productos chinos-chinos de los que se encuentran en cualquier súper…y es que desde los extraños museitos que los uzbecos habían montado en las madrasas de Khiva, no recuerdo nada tan surrealista como esto.

Para cenar nos estaba esperando Aurora, del noble linaje de los Balsebre, nada menos que la sobrina del Gran Khan, caudillo y gobernador de Amu Daria.
Aurora partió de Catalunya destino a Asia siguiendo las vías del transmongoliano embarcada en trenes locales, pese a su juventud (unos veinti-pocos) siguió los pasos de su tío, tal como hiciera el Mercader Marco Polo 8 siglos antes; al llegar a tierras manchúes quedó enamorada de su cultura milenaria; convivió con una familia en un pueblo de Sichuan durante meses, finalmente se estableció en Yunnan, en la metrópolis de Kunming donde ahora desarrolla un trabajo acorde a su cualificación profesional, algo que hoy en día es impensable en la cada vez mas desindustrializada España.

7 comentarios to “EPISODE 4: LIJIANG”

  1. Molts Grans reunits en aquests posts, Icono, Balsebre, Viatgeaddictes i l’Aurora, com no.
    Molt maco el relat, sí senyor, tant que ens faràs tornar a tots a Xina, però vols parar jaaaa!!!???

  2. jordiA Says:

    neng, estas molt ben acompanyat!

  3. Quins records amb aquesta lectura!!
    I quina sort poder anar a Lijiang sense haver d’estar de dia al sleeper bus, no era gens comode.
    El que recordo mes era el ball que tu dius, em vaig posar a ballar amb elles (crec recordar que eren tot dones les que ballaven) i m’ho vaig passar d’allo mes be….es que tin una “vena” folklorica que no vegis…jejeje…..
    espero mes relats…..

  4. Hola German, per casualitat hem arribat fins aquesta pàgina i hem flipat de que el Dr. Ho Shixiu, el doctor en medecina tradicional xinesa de Baisha i que va fer famós el Bruce Chatwin, t’hagués donat records per a nosaltres després d’uns quants anys (hi vam anar al 2005).
    Realment el món és un mocador… Si ens poguessis explicar una mica més de com va anar ens faria il.lusió saber-ho. Gràcies i bons viatges.

  5. Aurora Says:

    ohh German!! quins records! quin plaer ha estat llegir’te ara, després d’uns 2 anys? o serà 1 any…? siguis on siguis, viatjis per on viatjis, aquí estic per portar-te una altre vegada a sopar!
    Aurora Balsebre, neta del Gran Can Edu! jaja

    • German Says:

      2 anys ja…..
      Com passa el temps

      Aquest any no hi ha viatge a zonghuo, hem apostat per Iran…..i hem vist que ens hem equivocat, cosat moltíssim vendre aquesta dsstinació, tot i que el viatge que hem dissenyat es una meravella i els iranians la gent mes maca d’ Asia Central….massa prejudicis, massa propaganda yanki.
      Peró com deia Jimmy Cliff has de donar a la gent alló que vol, i ara és la Xina es el que la gent vol, així que el 2014 tornarem a la carrega amb 3 rutes.
      La dels 3 deserts per la Mongolia Interior que li he copiat a Banoa, la de Yunnan – Sichuan, i la Beijing-Hongkong passant per Xian, Hunan i Guanxi.
      Així que tan de bo, podrem repetir sopar, i espero que (ja t’ avisaré amb temps) algun daytrip per la zona.

      Ja em va explicar el teu oncle que et van força be les coses. Pot ser el que ens hem de plantejar és portar xinesos de vacances a Catalunya…

      M’alegro molt de tenir noticies teves. Molts petons

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: