EPISODIO 51: MALAKA

El cruce fronterizo de Singapur a Malasia por tierra es uno de los mas plácidos y tranquilos que pueden hacerse. Solo inquieta un poco la continua y omnipresente advertencia de “death penalty for drugg carriers” que aparece hasta en los catalogos turísticos de los tres paises: Singapur, Malasia e Indonesia para que te lo pienses tres veces antes de hacer cualquier tontería.

Malaka emplazada estratégicamente en el estrecho que recibe su nombre fue desde la edad media un enclave comercial fundamental en las rutas marítimas del sureste asiático beneficiado por ese posicionamiento. Comerciantes chinos, tamiles, malayos se establecieron en la que seguramente debió de ser una de las mas cosmopolitas ciudades de su época.
En el siglo XVI antes de la llegada de los portugueses ya era uno de los sulatanatos mas importantes de la región.
Los portugueses no pasaron por alto ese enclave y tomaron la ciudad para establecer una de sus colonias en Asia. Así, desmantelaron el palacio del sultán y construyeron un fortín en la colina que domina la ciudad. En lo alto erigieron una iglesia que aun se conserva en ruinas.
El jesuita de origen español Francisco Xavier pasó sus ultimos anyos aquí y fue inicialmente enterrado en esta iglesia antes de su traslado definitivo a la colonia portuguesa de Goa en la actual India.
La Compañía Holandesa de Indias Orientales (VOC) en expansión por oriente decidió que ese lugar era el mas interesante para emplazar una base permanente antes de decantarse por Batavia (Yakarta). Tras una batalla naval arrebataron la colonia a los portugueses.
Pero los holandeses no serian los últimos propietarios de la colonia, el Imperio Británico le quitó la soberanía a los holandeses a finales del siglo XVIII en una época en la que ingleses y franceses pugnaban por repartirse el mundo.
Y después de los ingleses, vinieron los japoneses, cuando antes de la segunda guerra mundial se les fue la pinza y les dio por expandir su imperio por toda Asia…
Tras la segunda guerra mundial los británicos recuperaron el control de Malaka y toda la Malasia peninsular, hasta la independencia definitiva y la cración del estado soberano de Malasia.

Una historia tan convulsa, unida a una poblacion historicamente tan cosmopolita, ha dejado huella en la ciudad vieja. El tejido de la vieja Malaca es una mezcla de edificios coloniales europeos, con viviendas tradicionales chinas, templos chinos, templos hinduistas, mezquitas con una arquitectura totálmente distinta a las mezquitas del resto del mundo e iglesias cristianas. Igualmente, la población de la ciudad es una heterogenea mezcla de chinos, malayos, tamiles e indios del sur, que además mezclan sus creencias religiosas: chinos cristianos, malayos o indios musulmanes, indios hinduistas, budistas.
Una ciudad asi es interesante de todas todas y constituye un ejemplo de convivencia y coexistencia que por ejemplo no se ve en otros lugares como la India donde hinduistas, cristianos y musulmanes viven de espaldas.

Además de lo interesante de esa complejidad, la ciudad es realmente agradable, atravesada por un romántico canal, es fácilmente asequible a pie. Un lugar donde puedes saltar de China a Portugal y de Portugal a la India con solo cruzar de acera.
Un buen sitio para gastar un par de dias en cualquier viaje que se precie por el sureste de Asia.

HOJA DE RUTA – EL VIAJE SOBRE EL MAPA

PONLE MUSICA

Una respuesta to “EPISODIO 51: MALAKA”

  1. De China a Portugal cruzando la acera. Un lugar único en el globo desde luego!

    Carme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: