Archivo para agosto, 2009

EPISODIO 22: CON LOS NOMADAS KIRGUIZOS, DE YURTAS Y TRASHUMANCIAS

Posted in ultimo bazar on 3 agosto 2009 by German el Gran Iconoclasta, Grand Overlander y Big Muzungu!!


No, no es que me haya encontrado al entranyable Labordeta con su mochila, el título del artículo tiene otro origen distinto. Hemos estado de lleno viviendo el nomadismo y la trashumancia de los nomadas kirguizos que en los meses de verano llevan sus rebanyos de vacas, cabras, ovejas y caballos a pastar a los altos llanos del lago Song Kol. La idilica experiencia se complementa con un par de noches durmiendo en las yurtas y comiendo los plovs y demas platos sencillos que estas gentes sencillas suelen comer.

Llegar hasta el remoto lago es ya de por si una empresa complicada. En Kirguizstan apenas existe el transporte publico, y casi todo se soluciona con taxis compartidos que realizan rutas preestablecidas. Salirte de una ruta preestablecida lleva implicito contratar un caro servicio privado que acarrea pagar las cuatro plazas del coche y el camino de vuelta, o bien probar suerte con el autoestop.

De Osh hasta un desvio razonable fuimos en un shared taxi sin problemas. A partir de ahi, en autoestop hasta Chayek en un espectacular vehiculo 4×4 con el que colaboramos simbolicamente. Desde Chayek no quedo otra que ceder a las pretensiones de un taxista local.
Chayek es la población mas importante de la zona y cuenta incluso con un pequeño hospital y un hotel muy básico, de tan básico que es mas aconsejable y acogedor buscar alguna de las casas particulares afiladas a la CBT que ofrezca habitación y desayuno. En Chayek hay por lo menos una.
La población se asienta a los dos margenes de la carretera, y además de contar con un minúsculo teatrito muy de andar por casa y un humilde monumento a los heroes de la segunda guerra mundial, no tiene mucho mas, al margen de las espectaculares vistas que se tienen de las cumbres nevadas que la separan del lago Song Kol.
Una vez se ha puesto el sol, las calles quedan desiertas, y solo destaca alguna bombilla incandescente que da luz a algún pequeño y disperso economato donde se pueden comprar tomates, pepino, un poco de queso, galletas, una especie de mortadela que nos sabe a gloria y nada mas.


La pista que sale de Chayek para adentrarse en las montañas rumbo al lago Song Kol deja muy pronto el llano para penetrar en un desfiladero que impone respeto. Como si fuesen las monumentales puertas de Tanhaüser, las paredes verticales engullen la insignificante pista como si se tratase de un fideo. A partir de ahí la ascension es continuada y en ocasiones por segmentos muy pronunciados. En ruta se ven algunos asentamientos en vagones de tren, y también algunas yurtas.

El lago Song Kol es posiblemente uno de los lugares mas bonitos (y remotos) de Asia Central, rodeado de montanyas ondulantes y a mas de 3.000 m de altura, por encima de la cota limite de arbolado alli solo sobrevive una capa de matorral que sirve de alimento a los rebanyos de los nomadas. En los meses de verano no mas de un centenar de familias montan sus yurtas y suben sus rebanyos a pastar los frescos prados que florcen tra el deshielo. En otras epocas aqui solo hay hielo y nieve, y la biosfera se reduce a nada.

Es este un paisaje de naturaleza en el estado mas salvaje y desolado, quizas el lugar menos civilizado y remoto en el que haya estado nunca (al lado de esto la Patagonia pareceria un Disney World), el cielo cambiante (en un dia se alternan las cuatro estaciones del anyo, y un promedio de 4 tormentones cataclismicos del fin del mundo diarios alternados con un cielo azul y un sol radiante, un cielo nocturno impresionante en el que se aprecia la via lactea en todo su esplendor entre tormenta y tormenta, un lago que toma infinitas tonalides en funcion de lo que pasa unos metros por encima con las nubes. Un viento seco y cortante, gelido que solo se calma cuando el sol brilla con fuerza.

Un modo de vida sencillo y espartano de los nomadas sin lujos ni comodidades (un pequenyo generador sirve para encender un par de bombillas por la noche), el agua del lago se usa para cocinar y para  la poca higiene personal que uno puede darse en esas condiciones extremas (a ver quien es el guapo que es  capaz de ducharse aqui), una caja de madera con un agujero sobre una pequenya fosa septica alejada mas de 30 metros del campamento que hace las funciones de letrina.







Pero pese a esa sencillez, la experiencia de dormir al abrigo de la yurta mientras la lluvia y el viento arrasan la estepa, con el unico aislamiento entre el suelo y la colchoneta consistente en unas pieles de lana de cabra, es unica.

Sin coches. Aqui el medio de transporte es el caballo. Los ninyos que apenas si caminan ya son unos expertos jinetes. A lo largo del dia en la yurta se ofrece te y mantequilla y mermelada a aquellos que pasan. La visita mas pintoresca proviene de un par de oficiales de la militsia acompanyados de otros policias de mas baja graduacion que intentan comunicarse con nosotros sin demasiada fortuna mientras cenamos, parece que solo sienten curiosidad por nosotros.

Casi todas las familias tienen una yurta vacia para invitados o visitas y se muestran abiertos a acogera viajeros por una modica aportacion. ComunityBasedTourim se encarga de gestionar o poner en contato a viajeros con familias dipuestas a acogerlos. Las familias participan dirctamente de los ingresos.

Si llegar al lago es complicado, salir de el aun lo es mas. En general se trata de esperar a que alguno de los pocos coches que hay en alguno de los campamentos salga de alli hacia a algun lugar y que se ofrezc a bajarte y sacarte de alli. Al final tras mas de dos horas esperando sin fortuna dimos con un pirata que iba hacia Narin y que nos cobro un poco lo que quiso.

La pista que sale el lago en direccion sur es espectacular. Tras recorrer varios kilometros por un paisaje de estepas ondulante, sin transicion alguna se precipita hacia el abismo en un vertiginoso y empinadisimo puerto. Rezamos por los frenos del decrepito Lada Niva. Angulosas y empinadas montanyas repletas de abetos suceden a la estepa. Victor padece un ataque de vetigo mientras el conductor se arrima al precipicio sorteando los socavones en punto muerto para no gastar gasolina riendose a carcajada limpia y diciendo Yo Shumacker al tiempo que nosotros nos ibamos acordando de su madre. Al final (tras tenernos dos horas esperando en su pueblo mientras le cambiaban el tubo de escape a su Niva, no podia haberlo hecho a la vuelta, no) nos dejo en Naryn.



Hoy hemos venido a Bishkek (la capital del pais) con su sovietizado urbanismo de amplis avenidas y parques, y edificios oficiales. Dentro de un par de dias regresaremos hasta Osh, desde donde afrontremos la operacion Irkestam (el famoso paso de montanya que sirve de entrada a China con sus 7 checkpoints).



Mongolia esta de moda, ahora que salio en el Beijing expres todos quieren ir a las estepas, los touroperadores ms alternativos lo ofrecen en sus catalogos como el destino nomada mas autentico…pero queridos amigos y amigas…dejaros de ostias comerciales…no creo que Mongolia supere esto ni de lejos. El que quiera dormir en una yurta y estar con una familia nomda que se suba al Song Kol y que se deje de catalogos o destinos de moda.

HOJA DE RUTA – EL VIAJE SOBRE EL MAPA

GALERIA DE IMAGENES

PONLE MUSICA