EPISODIO 15: EL TAXISTA DE TIBLISI

Esta vez al llegar a Tiblisi, decidimos que nosotros escogeriamos al taxista y no el a nosotros. Habiamos oido ciertas historias negras de estos profesionales y nos parecio lo mejor.

Tras pasar de la manada que esperaba en la parada de matrushkas (minibuses), vimos a un senyor con unas gafas de pasta enormes junto a un Lada que se caia a trozos y con cara de buen hombre.

Hotel! dije yo.

Sheraton? me preguntó.

Yo con la mano le indicaba que buscamos algo mas económico.

Con gestos nos indica que subamos.

Nos subimos. En el maletero una bombona de gas, el encendido del coche puenteado. Tras un recorrido por una zona muy deprimida de la ciudad nos dice que aqui esta el hotel.

Una puertucha vieja y decrepita, y al fondo una madame de 50 anyos con el pelo rubio oxigenado pintandose las unyas que me ignora. Al minuto aparece otra senyora y me dice en ruso que me vaya. La tarifa de precios 10 euros la habitacion, y evidentemente el negocio un meuble donde me echan al ver que ya traia acompanyante. Al taxista le llueven una pila de gritos con gestos…de los que entendemos algo del estilo … como se le ocurre traernos a ese sitio.

Un chico que pasa por alli vierndo la escena nos dice que hay un japones y un coreano hospedados en una casa alli cerca. La casa es algo parecido a una nave en ruinas con un comedor una cocina y cuatro colchones tirados por ahi entre algunos muebles rimbombantes de la epoca sovietica. Un inquietante tipo con la misma cara de loco que Steve Buscemi y que no le quita los ojos de encima a Rosi acaba de intimidarnos en el patio del establecimiento.

Le decimos el taxista que queremos un hotel.

Su respuesta…Sheraton! Como diciendo…que que esperabamos si no ibamos al Sheraton.

Desesperados le decimos Ok Sheraton pensando que alli alguien hablaria ingles y conoceria algo en un rango intermedio entre el mueble de prostis baratas y el hotel de 5 estrellas.

Tras mas de dos kilometros circulando por decadentes y decrepitas calles sin rastro alguno de hoteles…comenzamos a sospechar que en todo Tiblisi solo hay un burdel y el prestgioso Sheraton…Finalmente Rosi ve un rotulo de hotel, le decimos al taxista que pare. El nos dice que no, que ese no es el Sheraton. Le decimos que es igual, que pare el puto Lada. Con cara de no entender nada el tipo para y nos bajamos. Le decimos que muchas gracias, le pagamos y entramos en la recepcion.

El recepcionista otro tipo de los despiertos… Niei rooms, full. Con gestos le hacemos entender tras 5 minutos que ya sabemos que no hay habitaciones en su hotel pero que queremos saber si hay algun otro hotel en Tiblisi al margen del suyo, del Sheraton y del burdel barato de la estacion. Por supuesto el tipo no entiende nada. Supongo que nuestra mimica es muy mala.

Con un cabreo de los gordos y ya casi sin paciencia, cogemos las cosas y nos ponemos a caminar, a menos de 100 metros nos topamos con una agrupacion de hasta 10 hoteles en 3 manzanas de casas. Un poco mas alla contamos otra media docena mas…

Si algo sobra en Tiblisi son hoteles.

Sospechamos que el taxista nunca habia salido de la manzana de casas que circundan la estacion y que al hombre le hacia ilusion ver el Sheraton. Lo que ya no veo tan claro es si los responsables de seguridad del hotel no hubieran abierto fuego viendo el destartalado Lada acercandose a sus instalaciones.
En definitiva, si venis a Tiblisi…traeros una Lonely o una Rogh Guide con algunas referencias, y si en la parada de matrushkas os encontrais a un senyor de gafas de pasta muy grandotas con un Lada que se cae a trozos le dareis un mapa que tengo yo en el que hay marcados unos 30 hoteles.

Tiblisi aunque presenta zonas muy deprimidas al estilo de Kutaisi, sobretodo alrededor de la estación de trenes, si muestra una cara mucho mas próspera y europea en otras zonas, con algunos bulevares en los que las casas se han rehabilitado con estilo, en las que aparecen las firmas mas prestigiosas.
El rio que la recorre a todo lo largo con algunos meandros, atravesado por diferentes puentes de piedra, su castillo y las puntiagudas piramides conicas que coronan las decenas de iglesias hacen de Tiblisi una ciudad que ubicariamos mas en el centro de Europa que no en medio de la ruta de la seda entre Turquia, Iran y Azerbayan. Realmente tiene rincones muy bonitos.

En la zona sureste en torno a dos calles peatonales se encuentra una de las zonas mas chics de la ciudad con cafeterias snobs, galerias de arte, y restaurantes muy caros.

Alli esta Bamba Rooms una disco que parece que ahora es lugar de encuentro entre los mas modernos. El sabado por la noche nos damos la licencia y entramos. Las copas a 5 euros no son especialmente baratas. El seguridad nos llama la atencion por besarnos y nos mira indignados como diciendo que que conyo hacemos. Una foto mural de enormes dimensiones retrata el carrer de l arc dels jueus. Alguien de alli estuvo en Catalunya.
El resto de días recorremos sin prisa la ciudad y hacemos alguna excursión de un día.





A 20 minutos de Tiblisi, se encuentran los restos de Mishketa, la antigua capital de Georgia y uno de los lugares con mayor significación para el pueblo georgiano. Entre una fascinante colección de iglesias, murallas, fortalezas medievales, destaca la impresionante catedral de unas dimensiones colosales. Es domingo y hay decenas de georgianos que se han acercado a participar en las ceremonias religiosas ortodoxas.
Hay también en Mishketa un restaurante de superlujo orientado a banquetes en el que comer es mas barato que en el Mc Donalds de Tiblisi. Es sorprendente pero el McDonalds de Tiblisi es seguramente el mas caro del mundo en valor absoluto y está lleno. Algo que no consigo entender, ya que la comida georgiana es variada, sabrosa, generosa en cantidad y barata.
Si vais hasta Mishketa, es importante recordarle al conductor de la matrushka cada 5 minutos a donde vais, o el tipo pasara de largo y quizas terminareis en Osetia del Sur o vete tu a saber donde. (Por experiencia).

MAS BUROCRACIA. AHORA LOS AZARÍS (DE AZERBAYAN)

El lunes la embajada de Azerbayan nos pidio una carta de invitacion sellada por el ministerio de asuntos exteriores para emitirnos el visado. En una agencia local nos indican el monte total del coste y la demora de hasta 15 dias de la gestion.
Asi, en las puertas de esta embajada se termino toda opcion de culminar la ruta terrestre sin coger ningun vuelo. Pasar 15 dias en Tiblisi esperando esa carta de invitacion, y otros 15 en Baku esperando un barco para cruzar el Caspio, no son una opcion razonable, y si una posibilidad de reventar el presupuesto y el timing del viaje.

Parece ser que hace unos meses, este visado podia obtenerse en la misma frontera entre Georgia y Azerbayan…y tambien parece que en lugar de suavizarse la burrocracia, en esta region del mundo van como los cangrejos.
 
De la embajada de Azerbayan salimos rebotados a la de Kazajstan. Y …aleluya…en esta no nos ponen ningun inconveniente, el pasaporte, una foto y 50 dolares por persona…5 dias de gestion. Tras llorarle un poco conseguimos acortar el tramite a dos dias. Asi manyana en teoria podemos recoger el visado.

La mejor y mas barata opcion es un corto vuelo de avion con la companyia kazaka SCAT directo de Tiblisi a Aktau desde donde reemprenderemos la ruta.

En estos dos dias no nos hemos arriesgado a salir de Tiblisi sin el pasaporte, el sabado intentaremos salir para el Caucaso si no encontramos plaza en el primer vuelo para Aktau.

GASTRONOMIA:

En Georgia se come bien, aquí disfrutamos de los kachapuris y los liubiliani para desayunar (autenticas bombas por lo pesado, pero deliciosas), los shashlicks (brochetas de carne al carbón) en los que aprovecho para tirar de carne de cerdo (el único lugar en el que podremos comer esta carne hasta que lleguemos a China), y también los mantis y otras especialidades de carne picada con cebolla envueltas en laminas de pasta y cocinadas al vapor.
Mientras esperamos el visado, una tarde nos sentamos en una terracita a tomarnos unas cervezas, la casualidad quiso que dieramos con un méxicano (The Real Man según reza su targeta de visita) casado con la gerorgiana que regenta el restaurante anexo. Nos invitan a comer en un alarde de hospitalidad, el tipo al parecer es un ingeniero que ha trabajado en diferentes proyectos en países “calientes” para el gobierno estadounidense.

UN POCO DE HISTORIA DE GEORGIA

Además de compartir a Sant Jordi (San Jorge de Capadocia) como patrón con los catalanes, aragoneses, portugueses y otros pueblos. Hay un hecho que nos une a todos los que somos originarios de la península ibérica con el pueblo georgiano, y es que Iberia y los íberos eran un pueblo caucásico en tiémpos de la Grecia clásica. Al parecer fueron los comerciantes griegos los que llamaron a los primitivos pobladores de la península ibérica “íberos” por su gran parecido con los íberos georgianos.
No en balde, son los habitantes de esta región los que presentan los rasgos caucásicos mas puros que compartimos en menor medida en todo el arco mediterraneo.
Y es cierto, las georgianas son de lo mas parecido a nuestras chicas, es decir que están entre las mas guapas del mundo, como las andaluzas, cántabras, mañas, valencianas, castellanas, gallegas, extremeñas, portuguesas, italianas, griegas,…venga va…y catalanas tambien.
Así que muy posiblemente georgianos y catalanes seamos todos tataratatatanietos de una misma abuelita.

Otro de los rasgos característicos y muy particulares de Georgia es su idioma, de igual modo que el finés o el euskera, el georgiano es una de esas rarezas linguísticas, una lengua sin familia, totalmente al margen de las lenguas indoeuropeas y con una escritura que se asemeja mas al élfico o al birmano que no a ninguna otra escritura vecina; gramaticalmente no tiene nada que ver con las lenguas que le rodean como las turcómanas, eslavas, semíticas, latinas, o sajonas. Se dice también del georgiano que es una de las lenguas mas antiguas del mundo. Su alfabeto data del siglo IV antes de cristo.

Puede ser que a partir de nuestra visita a las tabletas de chocolate se las comience a conocer en Georgia tambien como “miraesto” ya que una dependienta de Tiblisi al atender a Rosi que le pidió la tableta señalando con el dedo y diciendo “mira esto“, repitió entusiasmada “miraesto!!!” con el chocolate en sus manos. Una aportación de los “otros” iberos al georgiano.

HOJA DE RUTA – EL VIAJE SOBRE EL MAPA

PONLE MUSICA

PARA SABER MAS
ARTICULO RAFAEL POCH

9 comentarios to “EPISODIO 15: EL TAXISTA DE TIBLISI”

  1. jordia Says:

    jejeje..menudo personaje ese taxista!!

  2. Vaja, i jo que volia veure imatges del Sheraton, doncs no hauria rigut!!!

    Pel que expliqueu Georgia no sembla el sudest asiàtic, però suposem que els llocss que heu visitat deuen ser molt autentics amb pocs turistes.

    Bé, crec que la dificultat del viatge sobretot per l’assumpte dels visaats i les fronteres ha tocat a la fi, en quan entreu a Kazastan tot aniràa millor, segur.

    Una abraçada i que disfruteu.

  3. Hola!

    me ha hecho reir tu post… aunque supongo que vosotros no lo pasasteis tan bien.
    En fin, sigue así Mr. German… es guay saber que andas por ahí descubriendo taxistas raros y recepcionistas lentos.

  4. Isaac Molina Says:

    Qué relatos más chéveres!
    Vos deberías escribir un libro.

    • newadventuresinasia Says:

      Y muchas gracias amigo, te pasaré el telefono de algunos editores que se limpiaron el culo con mis propuestas.

      Un abrazo…

  5. Horacio Says:

    Hola Newadventuresinasia..
    Trabaje en Georgia para un proyecto (oil and gas) durante 26 meses. Lo que tu cuentas es cierto acerca de los taxistas, hay de los buenos y de los no tanto pero no son mala gente. Sus tradiciones impecables y su cocina una maravilla, como tu dices arriba. Me gusta mucho tu relato, lo sigo con entusiamo porque conosco de esto y realmente sos especifico y verdadero.
    Me enamore de una Georgiana nacida en Russia, hoy vivimos en Marneuli distante de Tbilisi a 20 Kilometros…..la paz que te otorgan estos lugares es increible, solo hay que tener la cabeza abierta a sus tradiciones y asi entenderemos como viven.
    Un saludo desde una calurosa Angola.
    Horacio, un Argentino en el camino

    • German Says:

      Hola Horacio y gracias por escribir. Siempre te encuentras a algún argentino en cualquier lado, incluso en un remoto y pequeño país del Cáucaso.

      Me agrada lo que comentás, porque en realidad apenas estuve no mas de 10 días en Georgia, y cuando no conocés a lugareños y no te movés mucho por el país es dificil no llevarse una imagen mas tópica.

      Seguro que si que debe de ser un remanso de tranquilidad el entorno de Tiblisi.

      Yo refresaré algún día para recorrer el Alto Svaneti, una comarca que debe de ser preciosa.

      Un abrazo desde Barcelona

  6. Gerardo Perez Pichardo Says:

    German, claro que me acuerdo de ti y la dama que te acomnpanaba, tengo algunas fotos de ustedes, en cuanto las encuentre te las mando.
    Respecto de M A I A mi esposa y mi pequena hija Medea, estoy esperando que les otorgen Visa para traermelas a Houston, Texas. Y si no, pues me voy a SAKARVELO (vulgo Georgia) y me convierto en terrateniente, tengo 30 hectareas y una casa a 10 kilometros de donde nacio Jose Stalin (tio abuelo de mi mujer), ademas de un (flat) o apartamento en Tbilisi.
    Siento mucho lo que sufriste en Tbilisi, pero espero que el habernos conocido haya mitigado un poco tu sufrir.
    Saludos y seguimos en contacto.

    Tu amigo.
    Gerardo Perez.
    ps. puedes darles mi email a tus amigos y si van a Tbilisi, mi esposa y/o yo los recibiremos con gusto. Vale

    • Ahhh, pero no sufrimos nada…jajaja, todo se quedó en una anécdota divertida para recordar….

      En realidad pasamos unos dias muy buenos en Tiblisi, y nos quedamos con un poco de tristeza por no haber llegado a visitar el alto svaneti, ibamos algo apurados por el tiempo. Pero la ciudad nos encantó.

      Recientemente unos amigos estuvieron por Georgia, lástima no haber encontrado tu email antes.

      Me alegro de que esteis bien, y espero Maia y Medea obtengan la Visa pronto, y si no, la alternativa georgiana no es mala…yo se que volveré no muy tarde para visitar la zona de las montañas.

      Mándale un abrazo a tu esposa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: