EPISODIO 39: EL ESTE DE JAVA (VOLCANES Y BAZARES)



De Yogyakarta sali direccion norte hacia Jepara para ver si podia embarcarme en algo que fuera hacia las islas Karimjawa. Este pequenyo archipielago compuesto por medio centenar de islas, islotes y arrecifes es uno de esos secretos mejor guardados de esta zona de Indonesia.
A tan solo 80 km de Java, accesibles tras un trayecto de 6 horas en barco, estas islas han quedado al margen de rutas mochileras y tambien del gran turismo. Por lo que pude ver en flickr, el lugar es una recreacion del paraiso, arenas blancas, aguas cristalinas, corales y cocoteros, y casi ninguna infraestructura turistica.
Desgraciadamente solo habia un ferri a la semana, lo que me obligaba a estarme solo una noche alli, o bien esperar 8 dias en las islas al siguiente ferri.
Opte por quedarme en tierra firme, gastar una cuarta parte de lo que me daba mi visado en Indonesia en unas islas era una opcion demasiado radical.
Me fui a una playa al norte de Jepara a consolarme. Y alli la tenia toda para mi, a mi entera disposicion, arena blanca, aunque sin cocoteros, y con marea baja que dejaba muy poco lugar para banyarse ya que los arrecifes bloqueaban el acceso al agua.
Y ya sin mas al dia siguiente movi el culo hacia Surabaya, la segunda ciudad mas poblada de Java.

La llegada a Surabaya es demoledora, sobretodo de noche. Cuando te bajas del bemo (minibus) en mitad de la ciudad, lo primero que te preguntas es, que demonios hago aqui. Calles sin aceras, deserticas, oscuras, con gente tirada por ahi, ciclorickshawallas durmiendo en lo unico que tienen (su ciclorickshaw), suciedad…y lo que menos ganas tienes de hacer es ponerte a buscar algo para dormir con la mochila a cuestas. Tras dar tres o cuatro vueltas inecesarias por culpa de gente que te da indicaciones sin tener ni puta idea de a donde le estas preguntando, al final encontre algo para dormir medianamente decente.
Otro tema fue intentar cenar. Aunque aun no eran las 9 de la noche y Surabaya esta repleta de centros comerciales con McDonalds, Kfcs y Pizza Huts, y estamos hablando de una ciudad de mas de 2.000.000 de habitantes; todo estaba cerrado. Al final tuve que desplazarme hasta el centro de la ciudad para encontrar el unico establecimiento abierto en toda la ciudad (un KFC version indonesia).
Por la mañana, las desiertas calles de Surabaya se convierten en uno de los peores caos circulatorios de toda Asia. Algo parecido a Jaipur, autenticamente infernal.
Yo decidí (ya que no tenía tiempo para llegar hasta la isla de Komodo), desplazarme al zoo de la ciudad para ver las fieras (especialmente los dragones de Komodo), una opción fácil y barata para ver estos dinosaurios vivientes sin necesidad de desplazarte hasta el culo de Indonesia. El dragón de Komodo es el varano mas grande del mundo y puede alcanzar los cuatro metros de longitud, en libertad solo se encuentra en dos remotas y diminutas islas de la Sonda, entre Sumbawa y Flores, y aunque mi proposito inicial era llegar hasta allí, con un mes de visado es totalmente inviable si quieres conocer Java y Bali y prescindir de vuelos.
Además de dragones de Komodo, el zoo cuenta con varias especies de orangutanes y una fantastica coleccion de aves tropicales.
Un buen lugar para obtener unas cuantas bazas fotográficas de wildlife. Y seguro que no he sido el primero. Uno de los cuidadores del zoo al verme con dos camaras me pregunto si trabajaba para alguna revista.

Y es una evidencia que muchas de esas fantásticas fotos que veis en los Nat Geographic y otras publicaciones, muchas veces están tomadas en algun zoo. El cuidador del zoo con su indiscreta pregunta desenmascaró la trama.

Antes de dejar Surabaya me perdí por el bazar musulmán de la ciudad, y ahí es donde uno dice: “por lugares asi vale la pena venir a ciudades como estas”. Uno de los mercados mas bestias que recuerdo, auténtico como la medina de Tetuán, colapsado, dinámico, efervescente. La zona del pescado es la mas impactante. El suelo encharcado por la sangraza y el hielo semiderretido, cantidades industriales de pescado agrupadas en cubos, comerciantes que en su vida vieron aun solo turista, y un colorido propio de la India. Un sitio donde cualquier cámara de fotos puede hechar humo. No muy lejos de allí, la mezquita mas sagrada de Java, donde se me veta el acceso al ser no muslmán.

PONLE MUSICA

Para las fotos de los volcanes. Para imaginarse a Dios creando el mundo.

MAS HACIA EL ESTE, LOS VOLCANES

A no mucha distancia de Surabaya en kilometros pero si en horas se encuentra el parque nacional de Bromo-Tengger. A mas de 2.000 metros de altitud una espectacular caldera volcanica de unos 4 km de diametro alberga tres conos volcanicos en su interior, uno de ellos en actividad permanente con emisiones de gases sulfurosos ininterrumpidas. A unos 12 km otro cono volcanico perfecto ahora dormido pero latente (de actividad pliniana, la jodida, la de explosiones piroclasticas) amenaza con volar por los aires de un momento a otro.
En la cresta de la caldera se encuentra la aldea de Cemoro Lawang que es el punto de partida para los diferentes trekkings que pueden hacerse por la zona.
Se suele salir a las 4 de la manyana en una ascension de un par de horas y unos 600 metros para ver el amanecer desde el punto mas alto de la cresta de la caldera, en una de las vistas mas caracteristicas de Java. Desde es punto elevado los tres conos de la caldera quedan alineados perfectamente con el cuarto coloso de 3.200 metros justo detras.
En realidad todo el mundo sube en jeep por una carretera que da mucha vuelta. Como yo llegue tarde, no pude asegurarme plaza en ningun jeep, asi que me toco subir caminando.
Iluso yo que crei que el camino estaria petado de excursionistas con linternas y frontales.
Nadie, y la oscuridad total.

Suerte de un chaval canadiense que subia detras mio con un frontal; sino, no lo habria conseguido. Solo dos subimos andando esa manyana.
Bajar a la caldera y subir al borde del volcan Bromo es el otro plato fuerte. Contemplar las emisiones de sulfuros en una de las pocas puertas del infierno que permanecen abiertas en la superficie es algo hipnotico. Las fumarolas que salen del abismo y que van girando en funcion de la direccion del viento te atrapan. Aunque pueda parecer una excursion peligrosa y de alto riesgo, llegar al borde del volcan desde Cemoro Lawang es un sencillo paseo de no mas de una hora, en el que casi todo lo que se camina es llano por el mar de arena de la caldera.
Con todo, quizas la vision mas dantesca del lugar fue al aterdecer desde el borde de la caldera (en Cemoro). Diferentes incendios, tal vez provocados por la actividad volcanica, arrasaban con virulencia matorral y arbusto en zonas de las paredes de la caldera; mientras el sol se ponia justo por detras de las fumarolas del Bromo. Humo y fuego. Era la contemplacion de la genesis de la Tierra, como haber estado aqui hace 6.000 millones de anyos.
Por la noche, la masiva concentracion de estrellas con una via lactea mas visible que nunca, y el fuego continuando su labor destructiva, e incluso ciertas lineas incandescentes que parecian ser flujos de lava trasladaban al espectador a cualquier planeta en formacion, sin atmosfera.
Ufff…hace mas de un mes de todo esto, y todavia me sobrecogen los recuerdos.

De Bromo si te diriges a Bali, lo normal es detenerse antes en el altiplano de Ijjen. Aunque cuesta de llegar por lo limitado del transporte publico, y tal vez se haga preciso hacer noche en Wonosobo.
Alli tres conos volcanicos dominan un paisaje repleto de plantaciones de cafetales, fresas y te. Una minuscula aldea muy rural (Sempol) con una zona de rudimentarios corrales donde ovejas y gallinas compiten en una extranya sinfonia es la unica poblacion en la zona. En Sempol se puede dormir en una de las plantaciones de cafe, reconvertida en alojamiento. En realidad el unico sitio.
Al dia siguiente es imprescindible subir al crater del volcan Ijjen.
Este crater se encuentra inundado por un lago de aguas acidas de un color verde turquesa totalmente opaco. Recolectores de azufre bajan cada manyana hasta el borde del lago por un empinadisimo y peligroso camino para subir con unos 70-80 kg de azufre a sus espaldas en cestas de mimbre.
Las fumarolas de sulfuros son tambien aqui una constante.

Otro de esos lugares imprescindibles de Java.
Para salir de alli una pareja espanyola y otra catalo-chilena que llegaban ese dia y querian salir de alli el mismo dia me facilitaron las cosas. Entre los 5 contratamos un 4×4 que nos bajo por la carretera este que baja directa hasta el puerto de donde zarpan los ferris a Bali. Una empinadisima pista de tierra con tramos al 40% solo apta para todoterrenos.
Esa misma noche ya estabamos durmiendo en Bali.

 

 

HOJA DE RUTA – EL VIAJE SOBRE EL MAPA

GALERIA DE IMAGENES

3 comentarios to “EPISODIO 39: EL ESTE DE JAVA (VOLCANES Y BAZARES)”

  1. guau! ya tengo ganas de ver esas fotos del atardecer i nocturnas, en el crater del volcan!
    coronel sanders…siempre presente!

    • newadventuresinasia Says:

      Tengo una muy guapa….la hice tambien en Raw para poder ajustar el brillo del fuego….la imagen de la via lactea sobre el volcan, y el naranja del fuego en el rincon inferior derecho de la escena….bueno…ya la veras.
      Yo creo que podria venderela a alguien.

  2. Nosotros sólo pudimos pasar unos días en el este de Java, pero la experiencia de los volcanes (sobre todo el Inje) mereció la pena. Parece increíble cómo el ser humano puede llegar a ser explotado:

    http://simplementedeviaje.blogspot.com/2008/10/volcanes-del-este-de-java.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 34 seguidores

%d personas les gusta esto: